China amenaza a los manifestantes de Hong Kong

China amenaza a los manifestantes de Hong Kong

A no “jugar con fuego” es con lo que el Gobierno de China ha amenazado a los manifestantes de Hong Kong y ha advertido de que no confundan “contención con debilidad”, porque está dispuesto a castigar a todos los que cometan actos radicales o de violencia.

De este modo, después de una huelga general nunca vista antes desde la devolución de la soberanía de la ciudad en 1997 a China, las autoridades del gigante asiático avisan de que lucharán contra los “criminales violentos” que están abocando a Hong Kong a un “peligroso abismo”.

Así, el departamento chino encargado de los asuntos de Hong Kong ha advertido “a todos los criminales de que no deben malinterpretar la situación y confundir nuestra contención con debilidad”.

Según Pekín, un pequeño grupo de radicales está dirigiendo las protestas contra la ley de extradición por la que se podría trasladar a sospechosos de condenados a la China continental. Sostiene que el gran número de asistentes a las manifestaciones se debe a “ciudadanos bien intencionados que han sido engañados o presionados”.

Por ese motivo, amenazan “al pequeño grupo de militares sin escrúpulos y violentos de las fuerzas que están detrás que quienes juegan con fuego se queman”. Más de 500 personas han resultado detenidas desde que dieron comienzo las protestas a principios de julio.

Por su lado, en una comparecencia en rueda de prensa un grupo de activistas, vestidos de negro y sin identificar, un han reiterado que continuarán con las movilizaciones y han hecho un llamamiento a Carrie Lam, jefa del Ejecutivo hongkonés, para que devuelva “el poder a la gente” y cumpla “las demandas de los ciudadanos”.

Aunque hasta el momento los activistas no habían optado por este tipo de acciones mediáticas, ahora entienden que deben dar respuesta a las ruedas de prensa que a partir de ahora la policía dará a diario.

Los manifestantes reivindican que se archive definitivamente la ley de extradición –ya se paralizó su tramitación, pero no ha sido retirada del registro de la Asamblea Legislativa-, que se elimine la catalogación de “disturbios” para referirse a las protestas, que se retiren los cargos presentados contra los detenidos, una investigación independiente y que se inicie un proceso de reforma política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *