Chile decide: Boric o Kast

Chile decide entre Boric y Kast

Este domingo se celebra la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Chile, con dos candidatos opuestos: Gabriel Boric y José Antonio Kast.

Los ciudadanos chilenos tendrán que elegir entre dos posiciones enfrentadas, pese a que ambos han moderado sus programas electorales. Aunque han variado sus propuestas para tratar de llegar a un electorado más amplio, ninguno de ellos renuncia a su esencia.

El derechista Kast ganó por un estrecho margen la primera vuelta de estos comicios presidenciales en Chile. Hace un mes obtuvo un 28% de los votos.

Ahora, en cambio, es el izquierdista Boric quien lidera las encuestas, aunque con poco margen que prácticamente deja el resultado en un empate técnico.

Giro a lo social de Chile

Y es que Chile giró ya hace dos años hacia la izquierda, hacia la reivindicación de un sistema más social frente al sistema económico neoliberal.

El estallido de las protestas se saldó con alrededor de 30 muertos y centenares de detenidos.

El candidato de Apruebo Dignidad, Boric, ha asumido como suyas muchas de las reivindicaciones de aquellas protestas. Entre otras, la subida de impuestos a los ricos y un sistema de seguridad social.

Asimismo, el aumento del salario mínimo y la reducción de la jornada laboral a 40 horas semanales. Además, ha logrado el apoyo de los partidos de centroizquierda, los que gobernaron Chile tras el regreso a la democracia.

Enfrente, Kast con una visión económica ultraliberal y la defensa de la figura de Augusto Pinochet. Su propuesta es reducir el gasto público, la eliminación de tasas y mantener el actual sistema de pensiones.

Según el candidato del Frente Social Cristiano, el sistema neoliberal que impusieron los ‘Chicago Boys’ durante la dictadura llevó a Chile a ser el país económicamente más desarrollado de Latinoamérica.

No obstante, también ha moderado su programa, logrando el apoyo del centroderecha que sostuvo las dos presidencias de Sebastián Piñera.

Así, rebaja su programa de exenciones fiscales para empresas, al tiempo que ha renunciado a su proyecto, internacional, de lucha contra la extrema izquierda.

Con todo, lo más probable es que ninguno de los aspirantes pueda llevar a cabo sus pretensiones rupturistas. La razón no es otra más que la fragmentación del Parlamento chileno surgido tras las elecciones legislativas de noviembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.