Celaá no quiere que nadie repita curso

Celaá no quiere que nadie repita curso

Para Isabel Celaá, ministra de Educación, repetir curso “no conduce a una mejora del alumno”, sino “el refuerzo individual”. En una entrevista en Onda Cero, sostuvo que reducir el número de alumnos repetidores en España es una necesidad. La tasa de repetidores triplica la de los países de nuestro entorno.

En la entrevista, defendió la reforma de la ley educativa. Ésta superó ayer su primer trámite en el Congreso después de que se rechazaran las enmiendas a la totalidad.

Celaá detalló que “claramente tenemos que hacer un gran viaje para reducir el número de repetidores. La repetición no conduce a una mejora del alumno, lo que lleva a una mejora del alumno es el refuerzo individual”.

El Consejo Escolar del Estado aprobó en esta semana considerar un documento de propuestas educativas para el próximo curso. En él se plantean ciertos criterios educativos sobre cómo actualizar la normativa para las evaluaciones, las repeticiones y la transición al nuevo curso.

La titular de Educación considera “imprescindible” la atención personalizada con el objetivo de reducir la tasa de repetición. En ese sentido, defendió “una educación de calidad en la que todo el mundo promocione, adquiera más conocimientos, al máximo de sus posibilidades, en la que nadie se quede atrás”. Para ello, se facilitaría la tarea con la digitalización.

Por otro lado, reconoció que en educación hay “un montón de innovaciones que hacer”. Esto es porque, según dijo, la Lomce “paralizó” el sistema al incorporar “itinerarios que no conducen a ninguna parte”.

Así, explicó que con la reforma “todos los caminos van a Roma, a conseguir ese título de enseñanza obligatoria”. Eso sí, “sin reducir el esfuerzo, que deberá hacer el alumno y el sistema”.

La Religión será optativa en cada curso

Al respecto de la asignatura de Religión, Celaá indicó que ha mantenido un par de reuniones con la Conferencia Episcopal. Su voluntad es “seguir hablando con todos los sectores y todas las fuerzas políticas”.

En todo caso, es asignatura será “de ofertabilidad por el centro y de asunción voluntaria por el alumno” pero sin ser evaluable. En eso insistió. “Es algo que nosotros consideramos privado y la asignatura puede ser computada en el sentido de la relación entre el alumno y el profesor, pero no puede tener impacto en la nota media”,  dejó claro.

La ministra entiende que es necesario “desarrollar las destrezas emocionales”, en relación a la educación en la diversidad afectivo sexual. El objetivo es que el alumno “tenga respeto a la diversidad sexual y se reconozca el fenómeno LGTBi”.

Este asunto, recordó, “está reconocida en la legislación propia de muchas comunidades autónomas, entre ellas Murcia”. “La ley tabla de la educación afectivo sexual igual que de la educación cognitiva, la afectiva y de igualdad entre hombres y mujeres”, explicó.

“La escuela tiene profesionales para educar y preferimos que los alumnos aprendan en la escuela antes que lo observen a través de otros medios”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.