Casi mil millones de personas malnutridas en el mundo

Casi mil millones de personas malnutridas en el mundo

Se alerta desde la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que alrededor de 820 millones de personas son víctimas de la malnutrición en el mundo, a la vez que la tasa de obesidad aumenta.

«Diario Progresista te necesita. Donar 12 €»

Tal como se recoge en el informe El Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el mundo, publicado por la ONU, una de cada nueve personas están afectadas. En África puede considerarse la situación alarmante, ya que desde 2015 la tasa de malnutrición se ha incrementado en todas las regiones.

En cambio, en Asia, la tasa ha disminuido en casi todas las regiones situándose en el 11,4% en 2017. Por el contrario, en Latinoamérica y el Caribe la tasa ha sufrido un incremento en los últimos años, principalmente debido a la situación en Sudamérica.

Con respecto al sobrepeso y a la obesidad, han subido en todas las regiones del mundo, principalmente en menores que están en edad escolar y en adultos. 40 millones de niños menores de cinco años se vieron afectados por sobrepeso hasta 2018.

La FAO considera que el sobrepeso tiene relación con la malnutrición. “En los países de ingresos medianos altos y altos, vivir en un hogar afectado por inseguridad alimentaria es un indicador de obesidad en niños en edad escolar, adolescentes y adultos”, indica.

En este aspecto, la FAO señala que no tienen acceso a alimentos nutritivos más de 2.000 millones de personas, lo que supone el 8% de la población de Europa y América septentrional.

La organización ha avisado que hacen falta medidas urgentes que acaben con el aumento del hambre, además de con la obesidad y el sobrepeso derivado de la malnutrición.

Tanto la obesidad como el sobrepeso están aumentando en casi todos los países. La obesidad es la causa de 4 millones de muertes en el mundo. En relación al sobrepeso, preocupa el aumento en todos los tramos de edad, principalmente en menores en edad escolar.

Del mismo modo, considera que la mayoría de los niños del mundo “no comen suficientes frutas u hortalizas, consumen regularmente alimentos de preparación rápida y refrescos gasificados y no practican actividades físicas diariamente”.

Para acabar con estos problemas, desde la FAO se recomienda que se pongan en marcha medidas que protejan, promuevan y apoyen la lactancia materna, políticas para aumentar la disponibilidad y asequibilidad de los alimentos nutritivos que constituyen una dieta saludable, además de crear entornos alimentarios saludables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.