Casado, en fuera de juego

Casado, en fuera de juego

Pablo Casado, presidente del PP, trasladó a Albert Rivera, líder de Ciudadanos, que se mantendría en su posición “coherente” de “no” a Pedro Sánchez, jefe del Ejecutivo en funciones. Ello, a pesar de coincidir en las reivindicaciones respecto a la política territorial, constitucional y fiscal. Así se lo dijo en una reunión de dos horas que mantuvieron sin la presencia de fotógrafos.

Esto sucedía horas antes de que el rey Felipe VI decidiera no proponer un candidato a una investidura y, por tanto, los españoles seremos convocados a unas nuevas elecciones en las que, según los analistas, se repetirá el mismo escenario que el surgido el 28 de abril. Eso, por no hablar del hartazgo de la ciudadanía y el coste político, económico y de prestigio que supone.

Como si olieran la decisión del monarca –ya estaban velando armas días antes- varios dirigentes regionales populares comenzaron sus andanadas contra el líder naranja por su giro in extremis para desbloquear la investidura, que finalmente no se producirá.

Lindezas como “¿De qué Rivera nos fiamos? De ninguno. Por donde sopla el viento”, espetaba en su cuenta de Twitter Asier Antona, senador del PP y ex presidente popular canario.

Ana Vázquez, portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Interior, no se quedaba a rebufo y culpó a Rivera de que saliera adelante la moción de censura contra Mariano Rajoy: “Gracias a su ansia de poder prosperó la moción de censura”, dijo. Con Antona coincidía en que el presidente de Ciudadanos “nunca fue de fiar”.

Lo llegó a llamar “veleta final”, “con agravante de Estado de Necesidad”. Lo decía en referencia a que no se reunió con Sánchez cuando éste lo llamó –en la ronda de consultas-, no ha propuesto nada en cinco meses y “ahora copia tres de las once propuestas del PP que casado hizo a Sánchez en el mes de julio”.

Tampoco se queda atrás Rafael Hernando, senador por Almería, quien increpa al líder naranja y que si quiere que el presidente en funciones siga como jefe del Ejecutivo “que lo vote”. “Lleva tres meses (Sánchez) sin mover un dedo para llegar a acuerdo alguno y de campaña electoral permanente; pacta con Podemos, golpistas y Bildu”, recuerda Hernando.

Por su lado, Alberto Herrero, diputado popular por Teruel, criticó los “bandazos” del dirigente de Ciudadanos, que lleva tres meses diciendo “no a Sánchez”. “Ahora percibe que los españoles le dejan de lado y se inventa una propuesta que ni los suyos le creen. La nueva política es un ‘fake’”, escribía en Twitter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.