Casado dice que Sánchez «se arrodilla» ante Torra

Casado dice que Sánchez "se arrodilla" ante Torra

Insiste en pedir que se aplique un artículo 155 amplio y duradero.
En declaraciones a los medios en la visita a unas instalaciones, Pablo Casado, líder del PP, ha dicho que Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, se “arrodilla” ante el independentismo por reiterar la oferta de diálogo con Quim Torra, presidente de la Generalitat, a pesar del “chantaje” con la amenaza si no hay un referéndum de determinación en un mes.

Así, el dirigente popular ha reclamado que se aplique inmediatamente un artículo 155 amplio y duradero por el que, incluso, la Administración General del Estado nombre consejeros. “Tenemos que poner personal propio”, ha dicho.

Casado ha criticado que el jefe del Ejecutivo siga defendiendo el “apaciguamiento” y la “humillación de toda España”. A su juicio, esto es lo que se mostró en la comparecencia Isabel Celaá, portavoz del Gobierno, en el Palacio de La Moncloa el pasado lunes. Ante esto, Casado ha señalado que “Cataluña no merece un Gobierno débil y el apaciguamiento no es la solución”, además de insistir en que el jefe del Gabinete está “secuestrado por el independentismo”.

También, afeó a Sánchez por el hecho de que no haya consultado con el PP en ningún momento. “Si yo fuera presidente, me reuniría con los partidos constitucionalistas para hacer un frente común. Es lo que debe hacer si tiene un mínimo de responsabilidad”, destacó.

El presidente del PP defendió que, puesto que Cataluña está “descontrolada”, se aplique el 155 el tiempo que “haga falta”. Lo comparó con lo que Tony Blair hizo en su día en Reino Unido. Pero que no se haga de forma “teledirigida desde un ministerio”, en referencia a cuando Soraya Sáenz de Santamaría, entonces vicepresidente, dirigió desde Madrid el desarrollo del 155 en Cataluña. “Tiene que ser nombrando la administración porque la deslealtad que han demostrado los propios consellerias es absolutamente impresentable”, indicó, abogando porque se ponga “personal propio” desde el Ejecutivo.

En otro sentido, ha pedido al Gobierno que contemple las iniciativas legislativas propuestas por su formación, como aplicar la Ley de Partidos, de forma que, si uno no condena la violencia en Cataluña, pueda plantearse su ilegalización. También, que se promueva una ley de símbolos de modo que se prohíba el “lazo amarillo” a los funcionarios. Asimismo que se tipifique el delito de referéndum ilegal en el Código Penal, que conllevaría hasta cinco años de prisión e inhabilitación.

El PP también quiere reformar la Ley de Financiación de los partidos políticos para que, si uno “ampara el independentismo violento”, no pueda recibir fondos públicos, al igual que modificar la Ley de Acción Exterior de forma que se cierre “directamente en cualquier oficina autonómica, mal llamada embajada, que atente contra la legalidad y el Estado”.

El líder conservador ha recordado que los tribunales han señalado que la intervención de las cuentas de la Generalitat que llevó a cabo Mariano Rajoy era “plenamente legal” y ha denunciado que el PSOE lo derogara “en cuanto llegó al Gobierno”.

Así, ha dicho que “España no puede estar chantajeada por los golpistas” y que si el Ejecutivo no quiere o no puede aplicar el 155, que Sánchez convoque elecciones. Además, desde su punto de vista, el presidente del Gobierno debería someterse a una cuestión de confianza por “dignidad”, para constatar sus apoyos. Casado se ha preguntado: “¿Qué más tiene que pasar en Cataluña para que Pedro Sánchez abandone el lastre de los independentistas, convoque elecciones y dé la voz a todos los españoles?”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.