Casado critica al feminismo de izquierdas utilizando los hechos de Alsasua

Casado critica al feminismo de izquierdas utilizando los hechos de Alsasua

El líder popular visitó este miércoles la localidad navarra.
En una entrevista en la Cadena COPE, Pablo Casado, presidente del PP, ha hecho alusión al proceso independentista catalán y a la agresión a dos guardias civiles en Alsasua de hace más de dos años y los aprovechó para criticar al feminismo “de izquierda”. “No vi a ninguna feminista de izquierdas defendiendo a las mujeres de los guardias civiles, ni tampoco a la secretaria judicial”, en referencia a Montserrat del Toro, que este miércoles testificó en el juicio al procés acerca del cerco al edificio de la Consejería de Economía, “cuando ha sido amenazada y se ha hecho pública su imagen”.

Según ha contado, en su visita a Alsasua el pasado miércoles, “los borrokas” llegaron a decirle que no podía estar en la localidad. Para él, se da la coincidencia con la negociación de Pedro Sánchez con el PNV acerca de las transferencias al País Vasco y el acercamiento de presos etarras en cárceles vascas. Sin embargo, olvidó recordar que ese plan fue diseñado por el Gobierno de Mariano Rajoy.

El PP no estará en la manifestación de hoy por el Día Internacional de la Mujer, ha confirmado Casado, pues entiende que está “monopolizada por la extrema izquierda”. En un acto con candidatos del partido para las elecciones autonómicas y municipales, dijo que tiene una hija y un hijo: “No quiero vivir en un país en el que se enfrente a mi hija con mi hijo. No quiero vivir en un país en el que se manifiesten las mujeres, o haya colores de las mujeres, o haya reivindicaciones de las mujeres y se contrapongan a las de sus compañeros, a la otra mitad del mundo. No creo en intentar colectivizar a la sociedad por su sexo, edad, orientación sexual, religión o creencias”.

A juicio del líder popular, el manifiesto de la manifestación de hoy es inadmisible porque en uno de esos párrafos dice: “Este año nos unimos al grito global lanzado por las mujeres en Brasil, en Estados Unidos, en Italia, en India y en otras partes del mundo frente a las reacciones patriarcales por el avance de las mujeres en el logro de nuestros derechos, y frente a una derecha y extrema derecha que nos ha situado a mujeres y migrantes como objetivo prioritario de su ofensiva ultraliberal, racista y patriarcal”. Por tanto, Casado afirma que no puede “compartir una pancarta que habla de un país colonial, unas instituciones prácticamente dictatoriales, de asignaturas sexuales para niños, de capitalismo, de comunismo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.