Editorial “El Programa de Gotha”

Los socialistas alemanes, el SPD, liderados por Martin Schultz, han renunciado a repetir el profundo error de pactar con Merkel. El fracaso de la canciller saliente en las negociaciones con liberales y ecologistas lo tiene que asumir solo ella.
Flaco favor se le hace a la izquierda europea y a Alemania en su conjunto si confundimos el proyecto universal de los trabajadores con las dificultades que casi siempre tiene la derecha casi para formar gobierno.
Le cuesta muchas veces conformar un ejecutivo porque son genéticamente aislacionistas, poco amigos de hacer amigos, aliados de aplicar las leyes como Bismarck y la política como la entendía Gil Robles.
No se creó en 1869 el Partido Obrero Socialdemócrata de Alemania (SDAP) para sacarle las castañas del fuego a la derecha alemana. Ni se dejó las pestañas Willy Brandt para que al final los trabajadores tuviéramos que sostener a gobiernos reaccionarios.
El pésimo resultado del SPD el pasado 24 de septiembre es consecuencia de la alianza con Merkel que borró de un plumazo parte de la credibilidad de los socialdemócratas alemanes de cara a la opinión pública.
El Programa de Gotha, tan discutido en 1875, establecía un proyecto de país en el que se inspiró una buena parte de la izquierda europea. Más allá de las críticas de Marx, se trataba de un camino para alcanzar la emancipación de los trabadores.

1 thought on “Editorial “El Programa de Gotha””

  1. Querido Antonio Miguel, estoy de acuerdo contigo en este tema. Tan solo una breve nota (e instructiva, acerca del carácter sorprendente político alemán) sobre el canciller Bismarck. Una de sus citas más famosas es “el político piensa en la próxima elección, el estadista en la próxima generación”….
    Tomemos buena nota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.