Ecitorial “De Maragall a Torrent”

Cuando Ernest Maragall abandonó en 2012 el PSC, para echarse en brazos del secesionismo y tras romper con su voto la disciplina de grupo en el Parlament, este periódico escribió aquella memorable frase de «tanta paz lleves, como descanso dejes».
Ayer hubo dos discursos en la constitución del Parlament de Cataluña. Uno, la del President de la Mesa de Edad, Ernest Maragall, con la piromanía característica de los recién llegados al nacionalismo, y otro, con la esperanzadora moderación del independentista, elegido President de la Mesa definitiva, Roger Torrent, alcalde de Sarriá de Ter.
Llámeme cándido si, como quien se agarra a un clavo ardiendo, pongo mi esperanza en que Torrent sea suficientemente dialogante. Esculpo en mármol su frase de querer coser Cataluña y trabajar para todos y cada uno de los catalanes. Sé que es poner velas en medio de la tormenta, pero también soy consciente de que es el único camino para la reconciliación y el entendimiento.
Ernest Maragall, por su parte, se presentó con un discurso incendiario, de una altura intelectual delirante y un nivel político mejorable. Es difícil que dejemos de recordarle como concejal socialista en el Ayuntamiento de Barcelona o como consejero de Educación del President Montilla.
La imagen de Maragall, patética donde las haya, el dibujo de un desertor vergonzante, no debe empañar el discurso ambivalente de Torrent, al que la política debe darle respuesta en defensa de todos los catalanes que sólo desean prosperidad, democracia y paz.
Es una cuestión de inteligencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.