Editorial “Los cajones de Rajoy”

Rajoy tiene unos cajones del tamaño del caballo de Espartero. Una gaveta repleta de papeles que amarillean y el tiempo borra hasta que el problema, como la vida, desaparece.
Los cajones de Rajoy están llenos de problemas por resolver. Cuando le suceda alguien como Presidente del Gobierno encontrará tantos muertos en el armario, tantas preguntas sin resolver, tantos asuntos en la garita, que querrá no haber sido elegido para sucederle.
Mariano Rajoy deja dormir los asuntos y aplica la vieja máxima de dejar que el tiempo cure todos los espantos guardándolos en los cajones. Pero, a veces, los problemas, en vez de disiparse con el paso del reloj, aumentan y vuelven como espíritus con una fuerza renovada.
Los cajones de Rajoy están llenos de problemas del trasiego territorial sin resolver. Graves dificultades que con el tiempo han crecido hasta que los desleales secesionistas han ganado las simpatías de aquellos que criticaban a Rajoy por no saber atajar el problema.
La naveta de Rajoy vuelve a llenarse. Esta vez cuando dice que el problema del ´procés´ está ya resuelto. Guardado, quiere decir, en el escriño de los asuntos olvidados o, más bien, en el de los que se quiere olvidar.
Con Rajoy gobernando, la historia de España no se escribe en su relato, o en sus edictos y leyes, con sus protagonistas y sus episodios. La historia de España está bien guardada en los cajones de Rajoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.