Editorial “Iceta y el viaje a la reconciliación”

El Primer Secretario de los socialistas catalanes ha propuesto un viaje a la reconciliación como primer paso para solventar el problema al que nos han abocado los independentistas. Un paso para convencer a dos millones de catalanes a sentirse libres en esta España democrática.
La mano izquierda de Iceta se erige como garante de un camino que nos lleva a la solución y que, al menos, no ahonda en el problema. Iceta es capaz de eso y más. Desinhibido e inteligente, muestra en esta campaña la seriedad de sus propuestas frente a aquellos que quieren trasladar de él otra imagen.
Frente a Iceta están aquellos a los que les gusta revolcarse en lo obvio. Arrimadas y Albiol, tanto monta, nos repiten que las normas están para cumplirlas y que la unidad de España es incuestionable. ¿Y? Y el sol sale por la mañana. Y no hay primavera sin flores, ni verano sin calores.
Una vez ganadas las elecciones catalanas por parte de los constitucionalistas –o perdidas-, ¿qué? La propuesta no puede ser sólo la ley y la unidad. El paso tiene que ser a un acuerdo en el marco de la ley y la unidad.
Pero ese acuerdo exige un primer metro para el caminante que no es otro que la reconciliación. Acierta Iceta en hacer política sofisticada en una Cataluña, en una España, donde el mensaje de lo obvio es tan simple que no merece la pena ni como bálsamo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.