Editorial “Catalanes o Cataluña”

Lo que verdaderamente importa a los catalanes en esta campaña electoral, antes y después, es el empleo, la precariedad laboral, el acceso al mejor sistema sanitario posible, la educación de sus hijos, la asistencia a sus dependientes, los servicios sociales suministrados, la lucha contra la pobreza.
Se les llena la boca de Cataluña a aquellos que consideran al territorio objeto de padecimientos y disfrute de pasiones. La tierra por sí misma no habla, no convierte en alegrías las penas. Las fronteras imaginarias son pueden ser muros a la libertad.
Esta campaña electoral que culminará el 21 de diciembre tiene que llenarse de mensajes catalanes, más que discursos de Cataluña. Porque son los catalanes los que sufren y los que padecen, los que disfrutan y los que se alegran, no la tierra yerma en sí misma.
Casi medio millón de catalanes en paro merecen que se hable de ellos. Aquellos que están en las listas de espera de la sanidad pública necesitan una explicación por parte de los que protagonizaron los recortes. Los que ven aumentar el ratio de las aulas de la educación pública exigen una explicación convincente por parte de los gobiernos que lo han consentido.
Por eso en esta campaña electoral hay que hablar más de catalanes que de Cataluña, más de ciudadanos que de territorios, más de libertad que te intransigencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.