Editorial “Adiós 2017”

Se nos va el año en el que Trump alcanzó sus más delirantes ridículos llevando a cabo la peor y más peligrosa de las políticas para la seguridad mundial y el bienestar de todos aquellos que más lo necesitan.
Dejamos atrás un año en el que el Brexit comenzó a hacerse realidad y en el que la Unión Europea se sumió en el caos político, la desorganización interna, el escaso liderazgo y la falta de objetivos claros.
Si volvemos la mirada atrás contemplamos cómo la socialdemocracia ha quedado desdibujada en Alemania, a un paso de la desaparición en Francia, desnortada en Italia y en Austria sumida en el abismo.
La supuesta prosperidad a favor de los que más tienen y de la que presume Rajoy, se ve relegada por una profunda desestabilización de las instituciones que ha dado lugar a una crisis constitucional sin precedentes.
Así, Mariano Rajoy fue incapaz de formar gobierno si no es con la abstención de los socialistas, organización que se perdió en debates internos. Y, entremedias, algo menos de la mitad de los catalanes no quieren ser españoles y obtienen una mayoría parlamentaria suficiente para tratar de imponer sus criterios.
Pero, lejos del desánimo, somos hombres y mujeres capaces de sobreponernos para levantar una Europa que necesita ser reconstruida, enfrentarnos al monstruo de Trump elevando la voz, proponiendo prosperidad para nuestro país y consenso para nuestras instituciones.
Decía un refrán árabe: “Sólo un loco o un cristiano navega contracorriente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *