Carmen Montón: “No he cometido irregularidad alguna”

Carmen Montón: “No he cometido irregularidad alguna”

En relación a su Máster de la Universidad Rey Juan Carlos.
Carmen Montón, ministra de Sanidad, ofreció explicaciones acerca de las supuestas anomalías en un máster cursado por ella entre 2010 y 2011 en la Universidad Rey Juan Carlos. “No he cometido ninguna irregularidad”, afirma. “Yo hice ese máster y tengo materiales que acreditan mi honestidad. No todos somos iguales”, ha insistido.

Así, en la mañana ayer, mostró distintos documentos, como el título oficial o el Trabajo Fin de Máster, TFM. Además, asegura que en el ordenador en el que hizo los trabajos, conserva “30 correos electrónicos”.

Se trata de un título ofrecido por el Instituto de Derecho Público, IDP, el mismo que organizó el de Cristina Cifuentes y Pablo Casado, también investigado, pero en este caso se trata de Estudios Interdisciplinares de Género.

“Seguí en todo momento las indicaciones que me dieron desde el centro”, afirma Montón. Eldiario.es habla de un curso “salpicado de irregularidades” pero diferentes de las encontradas en los casos de Cifuentes y el presidente del PP. En concreto, que se le convalidó, supuestamente, una asignatura de forma indebida, que la fecha de su título es de junio de 2012, pero la ministra terminó el curso en 2011, que no asistió a clase, que se matriculo fuera de plazo, en diciembre, y que curso seis de las doce asignaturas cuando ya habían finalizado. Montón ha tenido respuestas válidas para todas estas cuestiones.

Para la primera coma el diario digital acusa a la ministra en base al testimonio de una profesora. Sin embargo, para conseguir una convalidación primero hay que solicitarlo. “No hay ninguna convalidación, no es posible”, responde Montón, que asegura que ella no pidió nunca que se le convalida se alguna asignatura. Además, en su perfil de estudiante no aparece ninguna asignatura convalidada, cosa distinta de lo que sucede en los casos de Casado y Cifuentes.

Tal es así que la ministra es licenciada en Medicina y ninguna de las asignaturas del Máster coincide ni por asomo con las de su carrera. De hecho, una materia debe tener un 80% en común en cuanto al contenido y que el número de horas sea similar para que la asignatura pueda ser convalidada.

Respecto a la fecha de su título, junio de 2012, Montón lo achaca a “un error”. El certificado de notas que ella solicitud a la universidad hace unos meses se confirma que todas las baterías y el trabajo de fin de máster se aprobaron en junio de 2011. La ministra pidió a la universidad que subsanase dicho error. La Universidad lo ha reconocido y ha expedido un nuevo documento.

No obstante, un portavoz de la URJC ha señalado que “la solicitud se va a incorporar a la investigación reservada abierta sobre este master. Se exige siempre a los alumnos en el libro de registro que revisen las fechas al recoger el título”.

Respecto la asistencia a clase, Montón argumenta que en un correo electrónico Laura Nuño, directora del curso, le comunicó que podía cursarse a distancia. La publicidad especificaba que el curso era presencial. Al ver que había faltado a clases, la ministra envío un correo electrónico a Nuño solicitando información al respecto. La directora le respondió que no había problema. “Lo cursé a distancia y después asistir a todas las clases a las que pude”, ha señalado la ministra.

La titular de Sanidad, en referencia a la fecha de matriculación, ha leído un correo electrónico que comunicaba su admisión el 30 de septiembre de 2010, si bien reconoce que pagó la matrícula en diciembre. “Me incorporé al curso en septiembre y no en enero, como se ha publicado”, dijo y luego le llevo mensajes intercambiados con la secretaria del IDP.

Este punto tiene conexión con el de haber cursado seis de las doce asignaturas cuando estás ya habían terminado. En este sentido, Montón ha reiterado que estaba inscrita desde el 30 de septiembre y que el alumno tiene la posibilidad de presentarse a la convocatoria que desee. Aprobó esas asignaturas en junio y no en la primera convocatoria.

“Cursé el Máster por mi formación”, insistió, “porque me ilusionaba, para hacer mi trabajo como portavoz parlamentaria”. “No lo necesitaba para mi trabajo, ni lo necesito. Además lo hice en un momento difícil, por mi trabajo y porque estaba embarazada, mi hija nació durante el curso”, indicó.

La ministra permitió a los periodistas que realizan los documentos y tomar fotografías, y puso a su disposición el Trabajo de Fin de Máster. Finalmente, zanjó: “Tengo el título, tengo el certificado, tengo el trabajo final y más de 30 correos que demuestran que he cursado el Máster”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.