Cáritas renueva con La Caixa su lucha contra la pobreza

El programa de pobreza energética de Castilla y León busca posibilitar ayudas a las familias con dificultades económicas.

Con este objetivo Cáritas y la Obra Social La Caixa firmaron el pasado jueves, por tercera vez, un convenio de colaboración para el programa de pobreza energética de Castilla y León. De este modo, se podrán aportar ayudas a las familias con dificultades económicas para que puedan afrontar los recibos de gas y electricidad, en especial en los meses más fríos. Se aplica desde el 1 de enero de 2017 y estará vigente hasta 2018.
Según ha explicado Antonio Jesús Martín de Lera, presidente de Cáritas Castilla y León, “la pobreza energética se traduce en que no hay para pagar la luz ni la calefacción, por lo que es imposible lograr una sensación de bienestar en el hogar”. Cáritas Castilla y León aporta cinco millones de euros al año a este programa, de los que una parte proviene de ayudas públicas y ayudas privadas como la de La Caixa, alcanzando a 508 familias en la región.
Martín de Lera denuncia que “se está llegando a un punto de pobreza cronificada, ya que, aunque se mejoren los indicadores económicos, la recuperación no está llegando a estas familias, que no saldrán de la pobreza mientras no se cree empleo estable y de calidad”, y ha añadido que “la luz sube para todos. Las facturas son más grandes, y hay gente que debido a este incremento ya no puede pagarlas”.
Alberto Navarro, director de Instituciones de CaixaBank en Castilla y León, ha señalado que «con este programa de Cáritas tenemos la tremenda seguridad de que las ayudas van a llegar a las familias más necesitadas de la región”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.