Un camello no se sale de la vía por la que circulaba y hace retrasarse a un tren durante dos horas

Un camello no se sale de la vía por la que circulaba y hace retrasarse a un tren durante dos horas

Un camello que trotaba por las vías en la región rusa de Astracán, cerca de la frontera con Kazajistán, provocó que un tren llegara dos horas tarde a su destino. El animal no se apartó, pese a que el maquinista hizo uso del silbato en repetidas ocasiones.

“El mamífero corrió tranquilamente por las vías del ferrocarril y no reaccionaba a los silbatos”, señalan en el portal local Arbuz y recoge mundo.sputniknews.com. De hecho, el tren tuvo que frenar de emergencia y fue detrás del camello hasta que este decidió tomar otro camino.

La región de Astracán es uno de los pocos lugares del mundo donde se crían estos animales a nivel industrial. Aproximadamente 500 camellos viven en un antiguo kóljoz soviético, en la granja de Zariá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.