CALIFORNIA EN LLAMAS

115.000 hectáreas devoradas por el fuego en más de diez días de incendios.
El incendio está situado en una gran zona forestal. Rodeado por los lagos Pilsbury, Mendocino y Clear. “Es extremadamente rápido, extremadamente agresivo, extremadamente peligroso», declaró Scott McLean, subjefe de los bomberos de California, a “Los Ángeles Times”. Con llamas que han llegado a los 90 metros de altura, sus grandes enemigos, el viento y el terreno, han jugado en su contra ya que el viento era fuerte y el terreno seco. Tal ha sido la virulencia del incendio que ha llegado a saltar cortafuegos, arroyos y carreteras.
Respecto a los daños materiales, fuentes consultadas han informado que 75 casas han sido alcanzadas y la amenaza del fuego persiste en unas 11.300. Luchando contra el fuego se encuentran 15 helicópteros y 93 camiones, unas 3.900 personas.
Los republicanos han criticado las leyes medioambientales de California por el reparto de agua que se hace aunque, hasta el momento, nadie se había preguntado si era la necesaria en caso de incendios.
Donald Trump, presidente de EEUU, ha motivado la declaración de desastre y, de esta forma, California recibirá ayuda de los fondos federales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.