Cada vez se consumirá menos petróleo

Cada vez se consumirá menos petróleo

Según un informe de la OPEP, la desaceleración se producirá después de 2020.
Con una media de 1,6 millones de barriles diarios por año se mantendrá la demanda de petróleo hasta mediados del 2020. Después, comenzará la desaceleración que caerá hasta los 0,2 millones de barriles diarios al año entre 2035 y 2040.

Esto es lo que se recoge en el informe Previsiones Mundiales de Petróleo 2018 realizado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP.

“Con una población mundial en expansión y la necesidad crucial de reducir la pobreza energética (…) se prevé que la demanda de energía aumente alrededor del 33% entre 2015 y 2040”, indica Mohamed Barkindo, secretario general de la OPEP, en el documento.

Señala que aún hay “casi mil millones de personas sin acceso a la electricidad y tres mil millones sin acceso a combustibles limpios y tecnologías eficientes para cocinar”.

Respecto al petróleo, según los expertos, se espera que, a largo plazo, el crecimiento de la población y la economía aumentará su consumo hasta los 111,7 millones de barriles diarios en 2040, un 15% más que en 2017.

El mayor incremento se verá en China y la India. En cambio, en Europa, la demanda caerá un 18,8%.

Un 45% representó el transporte en carretera de la demanda total, lo que se traduce en 43,6 millones de barriles diarios y alcanzará los 47,8 en 2040, teniendo en cuenta que el número de vehículos en todo el mundo aumentará en 1.100 millones de unidades.

El principal responsable de la demanda de petróleo seguirá siendo ese sector. Tras él, el de petroquímicos y el de aviación.

En el informe se tuvo en cuenta el aumento en los vehículos eléctricos que se espera que lleguen a unos 320 millones para 2040.

Las nuevas tecnologías y las políticas llevadas a cabo para frenar el efecto invernadero presentan aún dudas que pueden afectar al consumo energético.

“Se espera que las renovables presenten la mayor tasa de crecimiento promedio anual, aunque parten de una base inicial baja”, y que “el petróleo seguirá siendo el combustible con la mayor participación en la canasta energética”, añade la OPEP.

Independientemente de los esfuerzos para evitar el cambio climático y que la participación del crudo bajará hasta el 28% en 2040, desde el 32% registrado en 2015, se espera que el petróleo y el gas sigan representando juntos más del 50% del consumo energético del planeta en 2040.

En otro sentido, también se dice que para responder a la creciente demanda, “se requieren casi 11.000 millones de dólares de inversiones en la industria petrolera hasta el año 2040”.

Por parte de la oferta, se espera que hasta 2023, los competidores, como Estados Unidos, aumentarán sus suministros en 8,6 millones de barriles diarios, hasta los 66,1.

Aunque consideran que esa oferta bajará en los años siguientes, situándose en 62,6 millones de barriles diarios en 2040, con “un crecimiento modesto en Kazajistán, Canadá y Brasil que no será suficiente para compensar el declive natural” de la mayor parte de yacimientos fuera de la OPEP.

En el periodo 2017-2040, el suministro de crudo “No-OPEP” bajará en 1,1 millones de barriles diarios mientras que el gas natural, los biocombustibles y otros líquidos caerán entre 1 a 1,3 millones de barriles diarios, según él informe.

Así pues, se requerirán más barriles de los quince miembros de la OPEP, por lo que su participación en el mercado aumentaría hasta el 36% en 2040, desde el 34% de 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.