Cada vez más mujeres en academias militares

Cada vez más mujeres en academias militares

El camino de la igualdad se construye en todos los ámbitos sociales y laborales. También en la formación en academias militares, donde aumenta la presencia femenina.

Hace más de treinta años que el personal femenino forma parte de las Fuerzas Armadas. Desde 1999, bajo el principio de igualdad va escalando en la integración de todas las responsabilidades en los Ejércitos.

Prueba de ello fue el nombramiento de Patricia Ortega como generala de brigada en julio de 2019 a propuesta de Margarita Robles, ministra de Defensa. Fue la primera mujer en alcanzar ese grado y responsabilidad en la historia de las Fuerzas Armadas españolas. O que, antes, Pilar Mañas se convirtiera en la primera mujer jefa de unidad del Ejército del Aire

No obstante, el porcentaje de féminas en los Ejércitos y la Armada sufre cierto estancamiento. Pese a ello, en 2021, comparando con el año anterior, un 6,5% más de mujeres ingresaron en academias militares, según el departamento de Robles.

Precisamente se ha tratado este tema en varios foros celebrados enmarcados en la feria de industria de defensa (FEINDEF) en Ifema. En una mesa redonda moderada por la ministra, Robles agradeció la “profesionalidad” de las militares durante estas tres últimas décadas.

Así, las Fuerzas Armadas españolas cuentan con 15.912 mujeres en sus filas, un 12,9% del total de integrantes. Se trata de una media superior, por poco, a la de los países de la OTAN (12%). Asimismo, se sitúa por encima de países como Alemania, Holanda, Italia, Portugal o Reino Unido.

No obstante, son tasas que prácticamente no se han movido en los últimos diez años, aunque la tendencia sea ligeramente al alza. En 2001, se situaba en el 12,1%, mientras que una década después está en el mencionado 12,9%.

El paso por las academias militares es previo a su completa integración

Por eso, Defensa trabaja ya en una oferta especialmente amplia para ofrecer a las mujeres y como perspectiva de futuro para las jóvenes féminas.

De hecho, las campañas de visibilización cosecharon sus resultados en las cifras de ingresos en las academias militares. Así, en los últimos cinco años, el porcentaje de mujeres que pidieron entrar en los procesos de selección pasó del 11% al 19%. Sólo en 2021, ingresó en las Fuerzas Armadas un 6,5% más respecto a 2020.

De ahí que se destaque, además, que el ritmo de integración ha sido mucho más rápido que en países de nuestro entorno. Y sin límites en escalas o destinos.

Gracias a esos procesos las mujeres pilotan aviones, son expertas en guerra electrónica o conducen carros de combate.

Asimismo, las militares españolas presentes en misiones internacionales superan en porcentaje al resto de naciones integrantes de la OTAN. Representan el 8,5% del total de efectivos desplegados, mientras que los demás países cuentan con una media del 7%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.