Cabify contra Podemos

Cabify contra Podemos

Inicia acciones legales contra la formación política.
Después de que ambas partes no llegaran a un acuerdo en la vista de conciliación que tuvo lugar el pasado viernes en un juzgado de Madrid, la compañía de alquiler de vehículos con conductor, VTC, emprenderá acciones judiciales contra Podemos al entender que este partido político ha cometido una presunta infracción contra su derecho al honor, sus empleados, su modelo de negocio y sus socios.
Según afirma, la formación morada ha mandado mensajes en los que cuestiona la legalidad “de la actividad de la empresa, su tributación, su modelo laboral y sus supuestas prácticas anticompetitivas”. En un comunicado, Cabify señala que “estos mensaje no solo han dañado gravemente la reputación de la compañía y del sector, sino también la de sus empleados y sus socios”.
La compañía VTC intentó acercarse a Podemos para informarle sobre su negocio y acreditarle “con documentos” la “falta de veracidad de sus acciones”. Al fracasar, planteó la conciliación, pero la formación liderada por Pablo Iglesias insiste en su negativa a rectificar sus acusaciones. “Habiendo agotado todas las vías de diálogo posibles”, anunció la interposición de acciones legales.

Defensa del sector del taxi
Juan Carlos Monedero, cofundador y ex dirigente de Podemos, declaró que la compañía VTC había tratado “asustarles y amedrentarles, como hacen las grandes empresas de Estados Unidos, con sus grandes bufetes y abogados”. “Su planteamiento era el que nos disculpáramos, pero estamos muy cansados de que venga gente a España y pensar que pueden hacer lo que les dé la gana”.
Monedero añadió que “no nos retractamos, que no tenemos miedo y que tomen las medidas que consideren, porque nos van a tener defendiendo al sector del taxi”. Irene Montero, portavoz parlamentaria de la formación morada, abundó en este sentido: “No nos va a poner una mordaza ninguna multinacional”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.