Bruselas pone objeciones al Presupuesto

Bruselas pone objeciones al Presupuesto

Avisa del riesgo de incumplir el ajuste fiscal.
El Gobierno de Pedro Sánchez entregó su proyecto de Presupuestos y días después Bruselas pide más información y advierte del riesgo de incumplir el ajuste necesario. Sin embargo, quienes quieren asemejar el caso de España con el de Italia se han quedado sin argumentos.

La Comisión Europea ha utilizado un tono más suave que, incluso, con Bélgica, Francia o Portugal, y nada que ver con el empleado en el caso italiano, en el cual se acusa al Ejecutivo del país transalpino de un “desvío sin precedentes” del déficit. Tan solo dice que no se puede excluir que haya alguna desviación.

Las cifras presentadas están dentro de los márgenes, aunque el gasto sea mayor que el autorizado y el ajuste estructural menor que el solicitado. No obstante, España goza de cierta flexibilidad.

Lo ha destacado el Ministerio de Economía, que asegura que el incumplimiento del ajuste fiscal está dentro del margen permitido. La cuestión es que falta información. No se da “una visión completa de las medidas planeadas”.

Así las cosas, Bruselas quiere saber el impacto fiscal de algunas de éstas en el gasto y tributarias contempladas dentro del acuerdo presupuestario suscrito con Podemos. También avisa que, si en la negociación cara a aprobar los Presupuestos se produjeran previsiones de nuevos gastos, deberá comunicarse de inmediato para llevar a cabo un nuevo análisis. Esto es más que probable si Sánchez continúa necesitando el apoyo de los nacionalistas.

María Jesús Montero, ministra de Hacienda, sostiene que Bruselas no pone en duda el borrador de presupuesto, algo muy distinto a las Cuentas enviadas por el Gobierno del PP, que “jamas cumplió el objetivo de estabilidad”. No obstante, se esperaba menos dureza por parte de Bruselas. “La carta no cuestiona el cálculo del objetivo de déficit, cosa que sí se hizo en los planes enviados por los Gobiernos del PP”, señala Montero.

También se destaca desde Hacienda y desde Economía que la carta recibida está remitida a nivel funcionarial, puesto que la firma un director general, mientras que las enviadas al PP venían con la firma de “comisario y de vicepresidente”. Se trata de “cuestiones técnicas”, aseguran.

Bruselas no va a echar para atrás los Presupuestos, pero pide aclaraciones. El gasto es superior al previsto y el esfuerzo fiscal puede ser insuficiente, además de no descartar que el déficit termine por encima del objetivo. Por tanto, exige información el mismo lunes. El problema no es España, el problema es Italia. Además, las Cuentas de Francia, Portugal o Bélgica tienen más agujeros. La oposición puede ir olvidándose del drama que presentaba en esta semana, pero tampoco está justificado el triunfalismo del Gobierno español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.