Bruselas acepta el presupuesto de España

Cumple, en términos generales, con los criterios establecidos en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.
El borrador del Presupuesto que el Gobierno español ha enviado para 2018, y que no es más que una prórroga del de 2017, ha sido aprobado por la Comisión Europea, ya que “cumple en términos generales” con los criterios establecidos en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, a pesar de que el déficit público será superior al objetivo pactado. En él no se incluyen cambios en política económica y financiera a causa de que el Gobierno no ha podido conseguir un acuerdo con otras fuerzas políticas debido a la situación catalana. Si bien la Comisión califica de “plausibles” las proyecciones de crecimiento económico del plan presupuestario, están sujetas, a su juicio, a una “notable incertidumbre”, debido a los efectos negativos que puede provocar la crisis en Cataluña.
La Comisión Europea prevé un crecimiento en 2018 del 2, 5%, algo por encima del cálculo del Gobierno español, 2,3%, pero no incluye el impacto de la incertidumbre del asunto catalán, admitiendo que existe el riesgo de que futuros acontecimientos tengan impacto sobre la actividad económica, y recuerda que, aunque el déficit público del Estado español estará por debajo del 3%, pero por encima del objetivo pactado, el 2,2%. En cuanto al déficit de las administraciones públicas, la Comisión estima que se cerrará en 2018 con el 2,4%.
Según ha declarado en rueda de prensa Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, “prevemos que el déficit nominal pasará esta vez claramente por debajo del nivel de referencia del 3% del PIB en 2018, pero el esfuerzo presupuestario sigue siendo claramente inferior al nivel recomendado, es lo que explica que esté en esta categoría intermedia”.
A su vez, Valdis Dombrovskis, vicepresidente de la Comisión Europea y Comisario europeo del Euro y el Diálogo Social, explicó que “una vez que España corrija su déficit excesivo” pasará a estar sujeto al brazo “preventivo” del Pacto, y no en el “correctivo”, que es donde está ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.