Bronca en público en el Congreso entre María Jesús Montero y Pablo Iglesias

Bronca en público en el Congreso entre María Jesús Montero y Pablo Iglesias

“No seas cabezón”, ha llegado a decir María Jesús Montero, ministra de Hacienda, a Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno, en la bronca en el Congreso, algo que deja patentes las discrepancias en el seno del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Se produjo ayer en una de las salas después de la intervención de Gabriel Rufián, portavoz de ERC. Ambos miembros del Gobierno de coalición salieron del Pleno y discutieron, según diversas fuentes, acerca de los asuntos que ahora dividen al Ejecutivo.

Entre ellos, los desahucios, la subida del Salario Mínimo Interprofesional o el corte de suministros a las personas vulnerables. Cada vez es más evidente la gran división que existe entre los miembros de uno y otro sector. A ello se une el malestar entre los socialistas por los ataques de Unidas Podemos a la Monarquía y al propio Felipe VI.

La parte del PSOE del Ejecutivo empieza a mostrar su hartazgo por las presiones de los morados a base de airear las diferencias en estos temas. Recientemente, los ataques se han personalizado en Nadia Calviño o en Teresa Ribera.

Sin embargo, esta estrategia ya se vio con Margarita Robles, José Luis Escrivá, Carmen Calvo o José Manuel Campo. Es un modus operandi ya típico de Unidas Podemos para tratar de doblegar la voluntad socialista en determinados asuntos. Son pruebas de su deslealtad.

Ante esto, Montero, también portavoz del Gobierno, criticó las filtraciones intencionadas que vienen ejecutando desde el sector morado del Ejecutivo.

En lo que respecta al Consejo de Ministros, dijo que lo “lógico” y “normal” es que los debates “se desarrollen en este entorno” y luego “comunicar la decisión que se haya adoptado”.

Una reprimenda de Montero, la chispa de la bronca en el Congreso

No ha debido sentar muy bien la reprimenda pública entre los de Iglesias y es posible que haya sido lo que ha hecho saltar la bronca en el Congreso entre la ministra y el vicepresidente segundo.

Aunque lo más seguro sea que ambos intentaban aclarar la situación, lo cierto es que ha quedado patente la división. Tanto desde el partido de Iglesias como desde la cartera de Montero han tratado de quitar importancia a la conversación.

Mostraron ese diálogo como “cordial”, si bien desde el sector de Podemos han admitido que la charla ha sido en torno a los debates y discrepancias recientes. Desde Hacienda, aseguran que la relación entre ambos “ha sido buena y lo sigue siendo”.

Como era de esperar, a río revuelto, ganancia de pescadores, Pablo Casado, líder del PP y especialista en pescar cualquier cosa con tal de atacar al Gobierno, aprovechó para exigir a Sánchez que ponga orden “en su jaula de grillos”.

El Ejecutivo es un “guirigay”, “la puñetera locura a la que hacía referencia Felipe González”, aseguró el popular. También Cuca Gamarra, portavoz del PP en el Congreso, lo ha censurado. Mientras los miembros del Gobierno se “pelean” en los pasillos, la crisis sanitaria y económica sigue azotando España, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.