Brasil: el nuevo destino de los refugiados venezolanos

Brasil: el nuevo destino de los refugiados venezolanos

El presidente Temer “no impedirá la llegada de refugiados”, pese a los rumores.
Michel Temer, presidente de Brasil, declaró en Boa Vista que “nunca rechazará la llegada de refugiados”. Temer viajó a esta localidad, a 200 kilómetros de la frontera con Venezuela, junto a algunos ministros y funcionarios gubernamentales para mantener una reunión y evaluar la situación y debatir las posibles medidas a adoptar ante el “flujo intenso de venezolanos”. El Gobierno brasileño tenía previsto impedir el ingreso por tierra de los refugiados, pero después de las declaraciones del presidente, lo que se va a hacer es crear grupos de trabajo para organizar el flujo de migrantes. “No faltarán recursos para solucionar la crisis de los venezolanos, desde el punto de vista humanitario, como para el estado de Roraima”, añadiendo que en los próximos días emitirá un decreto en este sentido.
Al gobernante brasileño le preocupa, por cuestiones humanitarias, que “los venezolanos son obligados a salir de su país sin desearlo y vienen aquí en situación de miseria. Tenemos que cubrir también este aspecto”, anunciando que su Gobierno estudiará cómo ayudar para que los venezolanos que llegan a Roraima se desplacen a otros estados de Brasil de forma que se evite la concentración en Boa Vista. En la actualidad, más de 40.000 venezolanos viven en Roraima, la mayoría en condiciones deplorables después de haber huido de la terrible crisis que sufre Venezuela. Más de la mitad que las casi 34.000 solicitudes de asilo recibidas por Brasil en 2017 provienen de venezolanos, según informa el ministerio de Justicia brasileño. La ciudad de Pacaraima, en la frontera de ambos países, se ha duplicado con la llegada de los refugiados desde Venezuela, alcanzando los 25.000 habitantes. Brasil es el segundo mayor destino de los refugiados venezolanos, según cifras de ACNUR.

Exodo masivo
Ya en diciembre, las autoridades regionales de Roraima declararon el estado de emergencia social debido al éxodo masivo desde el país caribeño, que, según el decreto, “ha generado serias dificultades entre los equipos encargados de darles apoyo logístico en la frontera”, advirtiendo de los riesgos de salud y seguridad para inmigrantes y brasileños. En marzo de 2017, el Gobierno de Brasil anunció que otorgaría la residencia temporal a los venezolanos que huyen de la crisis, una resolución que permitiría regularizar el estatus migratorio de ciudadanos de Venezuela, Guyana y Surinam, con tan sólo aportar documentación básica que informe, por ejemplo, que no tienen antecedentes penales. La crisis que afecta al país caribeño ha obligado a cientos de sus ciudadanos a cruzar las fronteras abiertas por Colombia, Brasil y Guyana de forma que puedan recibir atención médica, tanto adultos como niños, y la administración de vacunas.
Recientemente, Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, anunció que restringiría el acceso de los migrantes venezolanos, a lo que se añade que Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, ha negado a miles de sus ciudadanos el derecho a sus pasaportes, por lo que la única solución que les queda es salir del país por vía terrestre con sólo su carnet de identidad. Ante el anuncio hecho por Santos, que únicamente permitirá la entrada a Colombia si se presenta el pasaporte en vigor, sólo queda Brasil como una salida rápida para huir de la crisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.