Borrell supera el examen y se convierte en el ministro de asuntos exteriores de la Unión Europea

Borrell supera el examen y se convierte en el ministro de asuntos exteriores de la Unión Europea

La Eurocámara dio ayer luz verde a que Josep Borrell, ministro de Exteriores en funciones, se convierta a partir del 1 de noviembre en el próximo Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, después de una comparecencia de tres horas ante la Comisión de Asuntos Exteriores.

No hubo sorpresas y Borrell consiguió recabar el apoyo de los dos tercios necesarios de los eurodiputados de la Comisión en la reunión, celebrada a puerta cerrada, de los coordinadores de grupo. Solo Identidad y Democracia, cuyas cabezas visibles son Matteo Salvini y Marine Le Pen, votó en contra.

No se opuso Izquierda Unitaria Europea, pero presentó una “serie de objeciones”, señalando que estará “vigilante” en temas como el cumplimiento de las sentencias del Tribunal de Justica de la Unión Europea sobre el Sáhara Occidental –“que no se negocie con Marruecos sobre aguas jurisdiccionales del Sáhara”. También, sobre la prohibición de venta de armas a países en conflicto, el reconocimiento del Estado palestino o el desarme nuclear.

La mayoría de las preguntas a las que tuvo que responder Borrell versaron sobre la falta de democracia en Venezuela o Cuba, las relaciones con Estados Unidos, China y Rusia, la ofensiva de Turquía en el noreste de Siria o el desbloqueo del diálogo entre Serbia y Kósovo.

A este último asunto, el todavía ministro de Exteriores español respondió que su primer viaje como jefe de la diplomacia europea será precisamente a Pristina, comprometiéndose a hacer todo lo que estuviera en sus manos para lograr un acuerdo entre ambos países.

Borrell quiso dejar claro que no es competencia suya hablar sobre la situación de Cataluña, a la vez que trató de resolver las dudas suscitadas por la venta de sus acciones de Abengoa y las que tiene de tres empresas cotizadas –Bayer, Iberdrola y BBVA- que llevaron a la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo a pedir una aclaración.

Así, afirmó que si estas acciones suponían un problema ya mismo las vendería. Manu Pineda, diputado de IU, matizó que en la reunión no se pidió que las venda, ni tampoco lo ha hecho la Comisión Jurídica.

Será previsiblemente el próximo 23 de octubre cuando el pleno de la Eurocámara ratificará su elección al conjunto del Colegio de Comisarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *