Bolsonaro, acusado de “crímenes contra la humanidad”

Bolsonaro, acusado de “crímenes contra la humanidad”

La Fiscalía General de la República brasileña confirmó la apertura de una investigación preliminar para analizar los datos recogidos contra Jair Bolsonaro, presidente de Brasil.

La Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) sobre la gestión de la epidemia de coronavirus emitió un informe acusándolo de nueve delitos. Entre ellos, el de “crímenes contra la humanidad”.

No sólo se encuentra Bolsonaro entre los acusados, sino que se investigará a otras doce personas. Así consta en el informe entregado a Augusto Aras, fiscal general de Brasil.

Dicho informe se ha elaborado durante seis meses de trabajo. En él se pide la imputación de un total de 78 personas y dos empresas por varios delitos cometidos durante la epidemia de la Covid-19.

Resulta habitual que se abran investigaciones preliminares en este tipo de causas. Por tanto, Aras estudiará las pruebas presentadas por la CPI y tomará una decisión acerca de si solicita una investigación formal. De inclinarse a ello, las Cortes competentes son el Tribunal Supremo y el Tribunal Superior de Justicia.

Así, el fiscal general ha señalado diez medidas preliminares. Se incluye la verificación sobre una posible existencia de procedimientos en curso que tienen que ver con las investigaciones de la CPI.

Asimismo, notifica a los fiscales involucrados en procesos relacionados con la epidemia para poder acceder al material.

Se responsabiliza a Bolsonaro de nueve crímenes

Según informaciones del diario brasileño O Globo, la Comisión pide que se acuse al presidente de Brasil de nueve crímenes relacionados con la epidemia.

A su vez, por un delito epidémico con resultado de muerte, violación de medidas sanitarias de prevención, curanderismo y prevaricación. También, de uso irregular de fondos públicos, incitación al delito o falsedad en documentos privados, un delito de responsabilidad y otros de lesa humanidad. Esto último lo juzgaría el Tribunal Penal Internacional.

Entre las pruebas que incorpora el informe figuran imágenes de Bolsonaro animando a multitudes, así como declaraciones contra las vacunas. Asimismo, su respaldo a la cloroquina, un medicamento ineficaz contra la Covid-19.

Al tiempo, entre los detalles, el retraso a la hora de adquirir vacunas o la oposición de su Gobierno a adoptar medidas sanitarias. Se incluye el colapso del sistema de salud brasileño.

No es la primera vez que Bolsonaro se enfrenta a los jueces por causa del coronavirus y el comportamiento del presidente. En julio de 2020, Marcelo Freixo, diputado federal por el Partido Socialismo y Libertad, presentó una querella contra él por atentar contra la salud pública.

La denuncia se interpuso porque Bolsonaro se quitó la mascarilla en una entrevista sabiendo que ya se había contagiado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.