Bolaños defiende los nuevos impuestos a banca y energéticas

Bolaños defiende los nuevos impuestos a banca y energéticas

Félix Bolaños, ministro de la Presidencia, ha defendido los nuevos impuestos temporales a la banca y a las grandes compañías energéticas.

Lo ha hecho, abordando varios asuntos, en una entrevista en el diario balear Última Hora. Así, señaló que el Gobierno pedirá “sacrificios temporales a los que más tienen”. Son los casos de los bancos y las empresas gasísticas, eléctricas y petroleras.

En ese sentido, indicó que el Ejecutivo “no va a dejar que, como el anterior crisis, paguen los de siempre”.

De este modo, quiso destacar que esto es la “política útil”. En 2012, dijo, “con el dinero de todos se ayudó a los bancos”.

Ahora, apuntó, “con el dinero de los bancos y de las energéticas se ayudará a todos”.

Por otro lado, respecto a los posibles cortes de gas ruso, Bolaños garantizó que España está preparada para el próximo invierno. Explicó que se cuenta “con un buen almacenamiento de gas”.

Asimismo, comentó que se está trabajando en un plan de contingencia para el fomento del ahorro y la eficiencia energética.

No obstante, destacó que España parte de “una situación de ventaja con respecto a otros países” que dependen más del gas ruso.

Explicó que nuestro país cuenta con suministros “diversificados e infraestructuras claves”.

España, alternativa al suministro de gas ruso en Europa

Por otra parte, destacó las medidas de gratuidad del transporte en media y corta distancia de Renfe y la subvención de 20 céntimos del combustible.

Asimismo, la excepción ibérica para bajar los precios del gas para generación de electricidad.

Dicho esto, señaló que quiere que la guerra acabe “cuanto antes” por los propios ucranianos, pero también porque sería bueno para la economía global.

1 thought on “Bolaños defiende los nuevos impuestos a banca y energéticas”

  1. Uno podría creer, si no estuviera contaminado de escepticismo, oyendo hablar a los directivos de la Banca Española, que son los mejor pagados de Europa, que estas empresas están creadas para con un fin social y que están siendo atacas injustamente, a través de una demonización, por una mano negra que encabeza el Gobierno, ante el que se tienen que defender.
    Nada más lejano de la realidad cuando presentan como un ataque fiscal descarnado al nuevo impuesto, para unas empresas que pagan más que nadie en el continente y que obtienen sus inmensos beneficios fuera del país, cuando en realidad refieren pagar el más alto de los tipos nominales (el 30%), mientras que no llegan a pagar, debido a desgravaciones y exenciones un tipo e efectivo del 15%. Un “argumentario” que establece su relato sesgando implícitamente datos tergiversados. Del mismo modo que se exponen como una necesidad social bajo el prisma de la creación de riqueza, cuando, en realidad, tienen como objeto la apropiación de dicho valor al imponer como objeto la demanda y limites de beneficios de los sus inversores antagónicos con la sociedad de la que los extraen. Además de que bajo la presentación del los beneficios fuera del país lo que tenemos es una forma de exención característica que desplaza el pago de impuestos a lugares que hacen dumping fiscal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *