El bochornoso espectáculo de Irene Montero y Teresa Rodríguez

El bochornoso espectáculo de Irene Montero y Teresa Rodríguez

El bochornoso espectáculo que han ofrecido esta semana Irene Montero y Teresa Rodríguez ha dejado la política al peor de sus niveles desde hace decenios. Unos hechos parecidos a esa patética escena de dos seres humanos tirándose de los pelos en el patio de una casa.

Ya apuntaban antes maneras. Si un marciano aterrizara de repente en nuestro país sin conocernos y contemplara a Irene Montero gritando en el Parlamento “¡yo me meto en la cama con quien quiera!”, bien seguro que se volvería Marte. O a Teresa Rodríguez señalando a diputados como “cómplices de asesinatos”, se tendría que frotar las antenas.

Después de que esta última fuera expulsada del grupo Adelante Andalucía estando de baja por maternidad, ahora ha cargado contra la dirección del partido. Y también ha encontrado la respuesta de la primera, para más ‘gravedad’, ministra de Igualdad.

Irene Montero reprochó y calificó de “bochornoso” que Teresa Rodríguez se comparara con “una trabajadora precaria despedida”. Argumentó que la “política no para”.

La ya ex dirigente de Podemos replicaba en redes que “con este argumento un empresario le puede decir a una trabajadora ‘la fábrica no para por tu permiso de maternidad’. A la calle. Hace daño esto, y no sólo a mí. ¡La Ministra de Igualdad!”, criticaba escandalizada.

Y claro, la titular de ese Ministerio devolvía el golpe a modo de partido de tenis bajo la excusa de que no se la ha despedido. “Sigues siendo diputada y cobras todo tu salario de política aunque te hayas ido del partido que te llevó a las instituciones. Que te compares con una trabajadora precaria despedida es bochornoso”.

El adversario común, le recordó, “es el machismo” y ambas tienen que combatirlo, añadió Montero.

Duro intercambio de reproches entre Irene Montero y Teresa Rodríguez

La diputada autonómica niega haberse comparado con una empleada en precario. Agregó que su salario es el equivalente a su profesión de docente y que el resto lo dona. Es más, le lanzó que “todo el mundo sabe” que ella no está “en política por el dinero”. Ella, dijo, sí tiene “un curro” al que volver y recriminó a la titular de Igualdad que la política no le “cambió de barrio”. Una alusión a la vivienda que Montero y Pablo Iglesias adquirieron.

En definitiva, Irene Montero y Teresa Rodríguez se han enzarzado públicamente en un rifirrafe poco digno de dos políticas de las que se esperaba un tono más mesurado.

Pero no es de extrañar puesto que no es la primera vez que se enfrentan. La segunda fue muy crítica con la primera tras la compra del chalet en Galapagar.

Ahora, la titular de Igualdad, en una entrevista en RNE, justificó la expulsión de la segunda del Grupo de Adelante Andalucía. “La política no para mientras estamos de permiso. También es lo que yo viví en los dos permisos de maternidad”, señaló.

No es el primero ni será el último enfrentamiento entre Irene Montero y Teresa Rodríguez. Pero los trapos sucios se lavan en casa. Veremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.