El bloqueo entre ERC y JxCat bloquea aún más Cataluña

El bloqueo entre ERC y JxCat bloquea aún más Cataluña

ERC anunció que explorará alternativas para acabar con el bloqueo que vive Cataluña y evitar la repetición electoral por la falta de acuerdo con Junts. Este lunes retomaron las conversaciones en el más absoluto secreto.

Tal es la separación entre ambas formaciones que esta nueva primera toma de contacto ha sido vía telemática e improvisada.

La cosa no acaba ahí. JxCat ha retirado su oferta de prestar los votos de cuatro de sus diputados ‘gratis’ con tal de que se forme un Govern en solitario. Sería posible con el apoyo externo de la CUP y los comuns, acabando de este modo con el bloqueo.

Así, los neoconvergentes plantearon en el encuentro la necesidad de retomar las conversaciones para formar un Gobierno de coalición. Con todo, sólo se abordó la propuesta de los republicanos de formar un Ejecutivo en solitario y de pasada el escollo del papel del Consell.

Por su lado, ERC sostiene que, si en 83 días no han sido capaces de alcanzar un acuerdo, no ven posible que se logre en 14. No lo descartan, aunque lo ven poco probable.

De momento, no hay a la vista una nueva reunión. Los republicanos acusan a Junts de utilizar la estrategia de dar pasos hacia adelante y luego replegarse y dar más pasos en contra.

Según dijo Marta Vilalta, secretaria general adjunta y portavoz de ERC, cada vez que se ha avanzado, los de Carles Puigdemont han reculado. Y es que uno de los principales obstáculos es el rol que deba jugar el Consell per la República en el que insiste Junts.

A su vez, las divisiones internas en JxCat juegan un papel importante. Algunos sectores apuestan por poner las cosas lo más difícil posible, mientras que otros se inclinan por evitar unas nuevas elecciones.

Por otra parte, los republicanos ya mantuvieron ayer un nuevo encuentro con los En Comú Podem. Dicen que hay fluidez en las conversaciones, pero se atisban dificultades para lograr un pacto.

Desde la confluencia de Podemos quieren entrar en el Govern y dejar a los neoconvergentes en la oposición, algo que ERC descarta por ahora. Defienden que, de ser así, darían la excusa perfecta a Junts para oponerse a una investidura de Pere Aragonès, provocando de nuevo el bloqueo institucional.

Por tanto, y en cualquier caso, parece que los de Puigdemont son clave para desbloquear la situación y será difícil salvar ese escollo. Así las cosas, los republicanos empiezan a prepararse para una nueva cita electoral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.