El Bitcoin se convierte en valor refugio de los mercados

Francisco Villanueva Navas.

Por Francisco Villanueva Navas • @FranciscoVill87
Economista y periodista financiero.

El bitcoin sigue su imparable escalada y ya se acerca a los 11.000 dólares y ya multiplica así casi por once su valor desde principios de año. La criptomoneda apenas valía unos centavos cuando uno o varios informáticos con el pseudónimo de «Satoshi Nakamoto» lo lanzaron en febrero de 2009. Corre sobre una tecnología llamada «blockchain» (cadena de bloques) por fuera de los mercados regulados y usa un protocolo descentralizado, apoyado en redes «peer-to-peer» y un sistema de firmas digitales codificadas.
Los bitcoins se generan mediante complejos procesos de cálculo criptográficos (la llamada «minería») y se pueden comprar online con moneda real en cualquier casa de cambio o «exchange». Su principal uso es como reserva de valor, al estilo del oro, pero también es muy utilizado para hacer pagos, como la suscripción a una plataforma de videojuegos, o hacer envíos de fondos al exterior, por sus menores costes.
A diferencia de las divisas tradicionales, el bitcoin no está controlado por un banco emisor como la Reserva Federal, que puede imprimir cantidades ilimitadas de dinero, sino que se autogestiona y tiene un nivel limitado de monedas en circulación (21 millones).
Para poder tener bitcoins, cada usuario debe crearse una billetera virtual, donde se puede guardar el saldo y enviar dinero hacia las «wallets» de otros miembros de la red. La criptomoneda tiene un código fuente abierto y cada transacción tiene que ser validada por todos los nodos de la red, cada uno de los cuales tiene una copia de la base de datos completa de las operaciones hechas.
La moneda virtual viene teniendo un vertiginoso ascenso desde principios de año, cuando cotizaba alrededor de los 1.000 dólares de EEUU, mientras que desde octubre viene escalando más del 50%. Algunos analistas estiman que el valor de esta criptomoneda puede subir a entre 12.000 y 14.000 dólares durante 2018, aunque otros hablan directamente de una burbuja.
Sin embargo, su crecimiento también es impulsado por el aval que le dan otros grandes jugadores. Por ejemplo, la Bolsa Mercantil de Chicago (CME) anunció su intención de lanzar antes de fin de año un nuevo índice de futuros de bitcoin, algo pendiente de autorización de la Comisión de Negociación de Futuros (CFTC) de EE.UU.
Además, el grupo bancario estadounidense Goldman Sachs anunció que está analizando la posibilidad de comenzar a operar con bitcoins y otras monedas digitales. La criptomoneda ya seduce también a los actores económicos de países muy golpeados económicamente como Zimbabue o Venezuela, cuyas divisas ya no valen nada debido a la hiperinflación. Y ya no faltan inversores que quieren pagar inmuebles en bitcoins… que no le pille a ningún antiguo de sorpresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.