El Bitcoin gana terreno frente al euro y al dólar para especular en la nueva economía global

Por Francisco Villanueva Navas • @FranciscoVill87
Economista y periodista financiero

El Bitcoin es una moneda, como el euro o el dólar estadounidense, que sirve para intercambiar bienes y servicios. Sin embargo, a diferencia de otras monedas, Bitcoin es una divisa electrónica que presenta novedosas características y destaca por su eficiencia, seguridad y facilidad de intercambio.
Su mayor diferencia frente al resto de monedas, se trata de una moneda descentralizada, por lo que nadie la controla. Bitcoin no tiene un emisor central como los dólares o los euros, la criptomoneda es producida por las personas y empresas de alrededor del mundo.
Son muchos los analistas que consideran que los Bitcoins están en una clara burbuja. Además muestra todas las señales de la típica burbuja financiera. Terminará explotando y va a ser desastroso para los inversores que se hayan subido al carro a última hora.
El hecho es que cada vez está más difundido el interés por esta criptomoneda. Recientemente el Chicago Mercantile Exchange (CME) comunicó que quería comenzar a comercializar futuros de bitcoin, lo que es un gran refuerzo. Por otro lado, la dirección operativa de grandes bancos de inversión han «ordenado» a sus operadores de sus mesas de tesorería que tomen posiciones en las principales criptomonedas. En porcentajes aún muy pequeños, eso es verdad, pero con vistas a ir aumentándolos paulatinamente.
Otro dato que nos muestra claramente del interés creciente por esta criptomoneda son las búsquedas en internet interesándose por la forma para comprar los Bitcoin. Según los datos de tendencia de Google, las palabras «buy bitcoin » (comprar bitcoin), son ahora mucho más populares que la búsqueda «buy gold» (comprar oro).
El oro es considerado uno de los principales activos refugio de los inversores en momentos de crisis. Durante este año se ha apreciado un 11%, lo que es una revalorización muy interesante pero también muy alejada del 600% que se ha revalorizado el bitcoin.
Las búsquedas en google de formas de comprar esta moneda digital es una clara señal de que los inversores particulares están viéndose atrapados por la «Bitcoinmania». Pero no ellos únicamente. De acuerdo a un reportaje del New York Times, los grandes inversores en Wall Street también están tomando posiciones crecientes. Estos datos nos señalan que este año se han incrementado los fondos de cobertura que invierten en Bitcoin de 30 a casi 130. Y sigue creciendo.
Los directivos de los bancos de inversión están ordenando a sus mesas de tesorería que tomen posiciones en Bitcoins. Los inversores particulares han disparado su interés por la compra de estos Bitcoins. Y los fondos de cobertura que se posicionan en esta moneda se han multiplicado por más de cuatro veces en lo que va de año.
Es fácilmente explicable entonces que hayan subido más del 600% este año.
Todo lo anterior no hace sino reforzar, según nuestro punto de vista, la sensación de que nos encontramos ante una de las mayores burbujas de la historia. Es cierto que también lo pensábamos cuando cotizaban a 3.000, 4.000, 5.000 y 6.000 dólares, y el activo no ha hecho otra cosa que subir de forma vertical. Hay algunos analistas, como Saxo Bank, que no ven descabellados que veamos los Bitcoins subiendo hasta los 100.000 dólares en 10 años.
Parece claro que empieza a haber muchos especuladores que comienzan a jactarse, como yo mismo he podido comprobar en mi reciente viaje a EEUU, de los enormes beneficios de la negociación en esta moneda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.