Biden trae casi dos billones de dólares bajo el brazo

Biden trae casi dos billones de dólares bajo el brazo

Hasta 1,9 billones de dólares (alrededor de 1,5 billones de euros) va a inyectar Joe Biden, presidente electo de Estados Unidos, en un paquete de ayudas económicas. Así lo ha anunciado el próximo inquilino de la Casa Blanca en una comparecencia en Delaware, junto a Kamala Harris, su vicepresidente electa.

De este modo, afrontar a la crisis económica provocada por el coronavirus. Más de 23,3 millones de personas contagiadas y casi 400.000 muertes desde que llegó la epidemia al país norteamericano, según la Universidad Johns Hopkins.

Biden comenzó su intervención diciendo que “durante esta pandemia, millones de estadounidenses, sin tener la culpa, han perdido la dignidad y el respeto que conlleva un trabajo”.

El nuevo plan anunciado se llevará a cabo en “dos pasos”. Los detalles del segundo los dará el próximo mes en su comparecencia, la primera como presidente, ante el Congreso. Sin embargo, Biden adelantó que gracias una serie de “inversiones históricas” se podrán crear 18 millones de puestos de trabajo.

El presidente electo, que tomará posesión el próximo 20 de enero, agradeció a los congresistas republicanos y demócratas el acuerdo alcanzado para inyectar un paquete de ayuda de emergencia que en su primer paso irá enfocado a la lucha contra la epidemia.

Ambicioso plan de Biden

Dicho plan contempla alrededor de 400.000 millones de dólares para un programa nacional de vacunación. Con esos alrededor de 330.000 millones de euros confía en poder vacunar a unas 50 millones de personas.

Asimismo, para la reapertura de colegios y centros educativos durante sus primeros cien días de mandato.

Se complementan con otros 350.000 millones de dólares destinados a los gobiernos locales y estatales. El resto del dinero irá directamente a los ciudadanos afectados por la crisis mediante pagos de hasta 1.400 dólares, así como otras ayudas para vivienda.

Igualmente, no se olvida de promover programas de nutrición infantil para las familias con menos recursos y también para las pequeñas y medianas empresas.

Justificó ese desembolso, que admitió que “es mucho”, porque la salud de Estados Unidos “está en juego” y, en consecuencia, se debe “actuar ahora”.

Así, consciente de los obstáculos que encontrará para lograr luz verde a su plan, especialmente en el Senado, apeló a la necesidad de “más bipartidismo”.

Los demócratas empataron el número de senadores gracias a su victoria el estado de Georgia. El voto de calidad de Harris también será determinante, pero hay una facción dentro del partido demócrata más conservadora que podría no respaldar el proyecto.

Esa fue la razón, precisamente, por la que estuvo paralizado un acuerdo entre republicanos y demócratas para el anterior plan de ayuda económica.

Entonces, se liberaron 900.000 millones de dólares, incluyendo cheques de 600 dólares para las familias. Finalmente, comenzaron a repartirse el mes pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.