Biden, presidente de Estados Unidos

Biden, presidente de Estados Unidos

No hizo falta esperar más. Con más de 30.000 votos de diferencia en Pensilvania, Joe Biden, candidato a la Presidencia de Estados Unidos, se convierte en el 46º presidente estadounidense. Las diferencias eran mínimas en cuatro estados, incluido el que ha decidido que el máximo mandatario del país sea un demócrata.

Han pasado cuatro días desde la jornada electoral. Las horas pasaban lentamente mientras se contaban los votos en los estados en disputa. De hecho, en tres de ellos, Carolina del Norte, Georgia, y Nevada, no había un ganador definitivo, pese a lo avanzado del escrutinio. Nevada también lo decidió ayer.

Mientras que en la noche electoral Donald Trump, futuro ex presidente de la nación más poderosa del mundo, proclamaba su victoria, en los días sucesivos, el recuento, sobre todo del voto por correo, daba un vuelco a la elección.

A partir de ese momento, el magnate neoyorquino lanzaba todo tipo de arengas a sus seguidores y acusaba a los demócratas de “robar” las elecciones. Anunció que recurriría al Tribunal Supremo para que detuviera los escrutinios y sólo valieran los de las urnas presenciales, en las que sí ganó.

Consideraba los sufragios anticipados –más de cien millones de votos— y los emitidos por correo “ilegales”. A la desesperada, Trump convocó una conferencia de prensa para continuar con sus acusaciones y lanzando todo tipo de mentiras.

Tan vergonzosa fue su actuación que le valió que las principales cadenas de televisión cortaran la retransmisión. Asimismo, pesos pesados del propio Partido Republicano, incluidos senadores y más de un gobernador, censuraron al futuro ex presidente.

Biden ya tiene en el bolsillo 284 compromisarios

Pero no por mucho que se diga una mentira se convierte en verdad. Al final, los ciudadanos estadounidenses han hablado a través de sus votos. Con todo y con eso, habrá que esperar a la resolución de los recursos presentados por el republicano para suspender los escrutinios. Es de esperar que no prosperen, habida cuenta de que la justicia de Michigan ya lo rechazó.

Al ganar en Pensilvania, Biden consigue 284 votos electorales, 14 más de los necesarios, cifra que se sitúa en 270. Los golpes casi definitivos a las aspiraciones de Trump de ser reelegido los dieron Wisconsin y Michigan, inesperadamente.

Situaban, entonces, al candidato demócrata con 253 electores, mientras que el republicano se estancaba en los 214. Arreciaron los ataques de Trump, y continuarán, hasta que en la tarde de ayer en España, mediodía en Estados Unidos, la victoria de Biden los ha acallado.

Si se confirma que el candidato demócrata gana también en Georgia y Nevada, habrá obtenido 306 votos electorales. Una diferencia mucho mayor de lo que en principio parecía.

Termina, así, la era Trump y vuelve la cordura a Estados Unidos. Comienza la era Biden, a quien acompañará Kamala Harris, la primera mujer negra vicepresidente del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.