El beneficio de Iberdrola creció un 12%

El beneficio de Iberdrola creció un 12%

La ausencia de extraordinarios está detrás de que el beneficio de Iberdrola haya caído, a pesar de lo cual creció un 12% en el primer trimestre. Así, las ganancias netas de la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán ascienden a 1.025,2 millones de euros.

Como decimos, la pérdida se produce al comparar con el mismo período del mes anterior, siendo de un 19,5%. En cambio, el beneficio de Iberdrola en términos netos fue de 1.082 millones de euros, lo que supone un crecimiento de un 12%. Da cuenta de la buena marcha de la compañía.

Hay que tener en cuenta que en el mismo periodo del año anterior, la energética se apuntó unas plusvalías de casi 500 millones de euros. Esto es por la venta de la participación del 8,07% en Siemens Gamesa. Si no se considera ese extraordinario, el beneficio neto representa un 12%.

Así, al cierre de marzo, el resultado bruto de exploración (Ebitda) se elevó a 2.814 millones de euros, lo que supone un aumento de un 2%. Las Renovables contribuyeron con un incremento de un 27,8%, mientras que Redes lo hicieron en un 4,3%.

Por el contrario, el negocio de Generación y Clientes sufrió un revés debido a los altos precios de la energía y los impactos meteorológicos negativos de Filomena en España y México.

Sin tener en cuenta el impacto de la Covid-19 –65 millones de euros— y el tipo de cambio –231 millones— Iberdrola situó su Ebitda entre enero y marzo en 3.110 millones de euros. Esto es un 12,2% más. Además, a marzo, el 81% del Ebitda proviene de países con rating ‘A’.

A la vista de estos resultados, la energética mantiene sus previsiones para 2021. Contribuye el entorno regulatorio cada vez más alineado con la acción climática.

La previsión es que el beneficio neto alcance entre los 3.700 y los 3.800 millones de euros. El dividendo con cargo al ejercicio se calcula en unos 0,44 euros brutos por título, que se pagarán en 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.