El BCE dice que las cosas van a ir peor

El BCE dice que las cosas van a ir peor

El Banco Central Europeo (BCE) estudiará el equilibrio más eficaz, entre distintas medidas, para combatir el impacto adverso para las economías de la zona euro en esta segunda ola de la Covid-19.

Su presidenta, Christine Lagarde, ha señalado, tras la reunión del Consejo, que la recuperación economía en la Zona Euro esta “perdiendo” impulso de manera más “intensa”, provocando un “claro deterioro de las perspectivas”.

Lagarde ha señalado, especialmente, al sector servicios, donde se observa, que los riesgos aparecen “claramente a la baja”.

La banquera espera que “noviembre sea muy negativo”. Así, el PIB del cuarto trimestre se situará por debajo lo esperado, incluso puede que “vuelvan registrarse cifras negativas”, ha dicho.

Por eso, el BCE, examinara, “con cuidado” los datos entrantes para, con sus nuevas proyecciones macroeconómicas, utilizar instrumentos apropiados para contrarrestar el impacto negativo, en la recuperación, de la pandemia.

La presidenta también ha tenido palabras para las elecciones en Estados Unidos. En su opinión, estos comicios del 3 de noviembre representan uno de los grandes eventos geopolíticos cuyos resultados “pueden afectar en un sentido u otro”. Es de la misma opinión en cuanto al Brexit.

En la reunión de ayer jueves, el BCE ha mantenido los tipos de interés de referencia, para operaciones de refinanciación en el 0%. En cambio, la tasa de facilidad depósito continuará en el -0,50%, y la de facilidad de préstamo en el 0,25%.

Christine Lagarde ha estimado que el precio del dinero se mantendrá “en sus niveles actuales o más bajos”. Al menos, hasta que los pronósticos de inflación sean “robustos” con un nivel cerca del 2%.

El BCE también ha decidido mantener su volumen de compra de activos. A sí mantendrá su política de compras de activos con tras la pandemia (PEPP), cuyo volumen total alcanza los 1,35 billones de euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.