El BBVA despide al 12% de su plantilla en oficinas

El BBVA despide a una quinta parte de su plantilla en oficinas

Hasta 3.450 empleados perderán su empleo en el BBVA y se cerrarán 530 oficinas. Es lo que ha planteado a los sindicatos en un informe la dirección de la entidad bancaria.

Se trata de un informe técnico del plan de ajuste, fundamentando los despidos y cierres de sucursales en motivos productivos y organizativos. Vienen derivados de la transformación digital, señalan a Europa Press fuentes de la negociación.

Estos ajustes impactarán principalmente en Cataluña. En concreto, en los servicios centrales y en la red de oficinas de BBVA. El banco cuenta con cerca de 23.300 empleados.

Así, los despidos afectarán a 3.000 trabajadores, el 20% de los empleados en sucursales. Es decir, al 12% del total de personas que trabajan en el BBVA. El resto pertenecen a los servicios centrales, el 5% del total.

En Cataluña se harán la mayoría de los despidos, mientras que también serán más en Andalucía y en Madrid. Asimismo, afectará en menor medida a Valencia, Canarias, Galicia y Castilla y León.

Las regiones donde menos impacto habrá son: País Vasco, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia, Aragón, Baleares, Navarra, Cantabria y Ceuta.

Además, Cataluña también será la región más afectada en cuanto al cierre de oficinas, ya que cerrarán 240. Entre Madrid y Castilla-La Mancha, el cierre suma 101 sucursales, mientras que en Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla aglutinan 76.

En Galicia, Asturias y Castilla y León echarán la persiana 59 oficinas, así como 41 en País Vasco, Cantabria, Navarra, La Rioja y Aragón. Por último, en Valencia, Baleares y Murcia, se cerrarán 35 en total y las 14 restantes, en Canarias.

BBVA lo justifica para garantizar el empleo de futuro

La profunda transformación del sector, la presión competitiva, los bajos tipos de interés, el uso de los canales digitales por parte de los clientes y la llegada de nuevos actores digitales justifican, según el BBVA, la medida adoptada.

Desde la entidad bancaria sostienen que es necesario para garantizar su competitividad y la sostenibilidad del empleo a futuro.

El planteamiento ya ha encontrado respuesta por parte de CCOO, sindicato mayoritario en la mesa de negociación. Consideran que las cifras contempladas son un planteamiento “insostenible y escandaloso”.

La dirección del BBVA ha trasladado a la plantilla su decisión en un comunicado. En él, insiste en su compromiso de tratar el asunto con actitud “dialogante”, guiándose por criterios de objetividad.

El próximo 27 de abril se reanudarán las conversaciones, planteando cómo abordar los despidos. No obstante, el informe completo no se entregará a los sindicatos hasta que comiencen formalmente las negociaciones.

El BBVA se une así a la línea de ajustes que se lleva marcando recientemente. El último, esta misma semana con el anuncio de CaixaBank de más de 8.000 despidos motivados por la fusión/absorción con Bankia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.