Los bancos reducen sus sicavs

Los bancos reducen sus sicavs

Sigue sin existir una regulación de las sicavs. Hace años de ello y las consecuencias se evidencian notoriamente. Prueba de ello es que Ángel Martínez Aldama, presidente de Iveco, ponía cifras motivadas por la incertidumbre.

Así, desde que en 2015 las sicavs marcaron máximos, se han destruido 800. Martínez Aldama pidió “las misma reglas de juego que en otros países de la Unión Europea”.

Los números son elocuentes por sí mismos. Desde ese año, este tipo de sociedades han perdido 4.900 millones de euros en activos bajo gestión. Han perdido, también, más de 73.000 accionistas.

Algunas se han disuelto, mientras que otras se han reconvertido directamente en sociedades anónimas. Incluso han llegado a fusionarse con otros fondos. Hay quienes sostienen que en el fondo de esta situación está la atribución de beneficios fiscales a entidades.

En consecuencia, entidades como Deutsche Bank, JP Morgan, Banca March y CaixaBank son las que más han sufrido entre quienes gestionan menos de 250 millones. En su conjunto, estas cuatro han visto reducirse en un 40% el número de sicavs en su poder, comparado con los cinco años anteriores.

Deutsche Bank es la que más ha perdido, pasando de 82 sicavs en 2015 a 25 hoy día, un 70% menos. Su patrimonio en este terreno ha caído un 65%. JP Morgan es la siguiente. Sus sicavs se han reducido un 56%. No obstante siguen entre los once primeros por activos bajo gestión. 700 millones de euros gestiona.

JP Morgan continúa gestionando sicavs

“Seguimos gestionando sicavs y firmemente comprometidos con proporcionar soluciones eficientes de inversión a nuestros clientes”, señalan fuentes de la entidad. Opinan que la razón del descenso está en que “los clientes prefieren estructurar sus inversiones en vehículos eficientes y que no estén sujetos a altos niveles de incertidumbre”.

La caída en el caso de Banca March ha sido del 22%, aunque se mantiene entre las tres más grandes del mercado español. Justifican desde este banco que el patrimonio que salió de ese tipo de sociedades se diversifica hacia otro tipo de productos. También, hacia “los productos de coinversión que en 2019 tuvieron una gran acogida entre los clientes”, sostienen.

El descenso de sicavs de CaixaBank desde 2015 es del 40%. Sin embargo, ello no implica pérdida de negocio. “A los clientes de más patrimonio se les está ofreciendo el modelo de asesoramiento independiente, CaixaBank Wealth, el primero integrado en una entidad bancaria”, apuntan.

“El cliente tiene acceso a una gama más extensa de productos y servicios como la gestión pasiva y clases sin comisión de comercialización en los distintos instrumentos financieros”, explican.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *