Violencia, pobreza y desigualdad están relacionados

La violencia y la criminalidad reducen las posibilidades de crecimiento de los ingresos y de la reducción de la pobreza.
Según ha revelado un informe del Banco Mundial, aquellos municipios que tienen mayor nivel de criminalidad relacionados con drogas han experimentado un descenso de los ingresos de un 0,2% anual a lo largo de un periodo de cinco años.
El informe centra sus estudios en países de América Latina y el Caribe, como México, Perú o Colombia. En el caso del primero, los pobres triplican sus posibilidades de ser afectados por algún desastre natural, pérdida de vivienda, cultivos y ganadería, que las clases medias. Igualmente, los conflictos civiles, como los provocados por grupos criminales, ponen en riesgo los ingresos de los hogares.
En las comparativas que establece el informe, el caso de la guerra civil en Perú, provocó una disminución del 5% los ingresos por exposición temprana a la violencia del conflicto. Igualmente, en México, en aquellos municipios con mayores niveles de criminalidad relacionados con droga, se produjo un descenso del crecimiento anual de los ingresos de un 0,2% entre 2005 y 2010, y se señala que el aumento de diez homicidios por cada 100.000 habitantes duplica las posibilidades de que una ciudad siga sufriendo pobreza entre cinco a diez años después.
El informe indica, que en Colombia y México, casi la mitad de los hogares no afectados por grandes choques logro ascender por encima del 40% de la pirámide de distribución del ingreso, lo que representa casi dos veces el porcentaje de aquellos hogares afectados por desastres naturales o violencia. México tiene una tasa de 18 a domicilios por cada 100.000 habitantes, y es la más alta entre los países de la OCDE.
Según el informe del Banco Mundial, América Latina y el Caribe han logrado significativos avances en la reducción de la pobreza y la desigualdad, pero la frecuencia de las situaciones de desastres naturales o de violencia generada por el hombre amenazan con que millones de personas vuelvan a la pobreza a menos que se incrementen los esfuerzos por afrontar y eliminar estos riesgos. A su vez, los choques agregados, aquellos que afectan a un gran número de gente al mismo tiempo -desastres naturales, crimen, violencia, epidemias-, son un desafío importante para la población vulnerable de la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.