El Banco de España estima que la subida del SMI llevó al paro a miles de ciudadanos

El Banco de España estima que la subida del SMI llevó al paro a miles de ciudadanos

La subida del SMI del 22% en 2019 provocó la pérdida neta de empleo de entre 6 y 11 puntos porcentuales, según el Banco de España. Es el resultado de un estudio que el organismo regulador ha llevado a cabo acerca del impacto en el empleo por el aumento del SMI.

Así, el número de relaciones laborales retribuidas por debajo de los 1.250 euros mensuales sufrió una “moderación inmediata” después de la subida del SMI. Dicho informe se refiere al diferencial entre la tasa de crecimiento y la de un colectivo cuya remuneración era algo mayor antes de ese momento.

El Banco de España calcula que por cada punto de subida del SMI se habría producido un menor crecimiento del empleo del colectivo directamente afectado. Lo concreta diciendo que el porcentaje sería de entre 0,3 y 0,5 puntos porcentuales.

De hecho, sostiene que podría reflejarse en dos canales. Por un lado, podría ocurrir que los trabajadores con menos salario terminaron perdiendo el empleo con más probabilidad de lo habitual después de la subida del SMI.

Por otro, aunque no hubiera cambios en los despidos, considera que la creación de puestos de trabajo a esos niveles salariales podría haberse reducido. En cambio, no se habría compensado con nuevos empleos con salarios algo mayores.

El informe señala que “la estimación de estos efectos para colectivos particulares a partir de datos individuales indicaría que ambos márgenes habrían podido contribuir a la destrucción neta de contratos observada”.

El efecto de la subida del SMI fue mayor entre los jóvenes

Por otra parte, entre hombres y mujeres no hay grandes diferencias en cuánto a esta incidencia. Sin embargo, sí en los distintos tramos de edad.

Así, explica que el efecto del aumento del SMI es mayor, casi hasta el 23% para los jóvenes. El porcentaje de esta incidencia va bajando a medida que aumenta la edad. Tal es así que el incremento del Salario Mínimo Interprofesional solo tuvo un efecto negativo en el 7,4% de las personas mayores de 45 años.

Así las cosas, el informe refleja que los jóvenes a tiempo completo durante 30 días podrían haber visto cómo se reducen sus horas trabajadas.

Añade que para los parados que antes de la subida de 2019 tuvieron un empleo cobrando el SMI, se redujo la posibilidad de conseguir un nuevo trabajo.

A ello añade el Banco de España que hay diferencias según el tipo de contrato. La incidencia, apunta, se situó en el 17% para los contratos temporales. En cambio, fue tres veces menor para los trabajadores con contrato indefinido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.