La banca despide sin escrúpulos para ganar más sin pudor

La banca despide sin escrúpulos para ganar más sin pudor

Los ajustes planeados por la banca en su conjunto en España conllevan el cierre de 4.000 oficinas y el despido de casi 20.000 trabajadores. Un proceso justificado por el escenario que se abre de crisis económica, tipos negativos y transformación.

Eso sí, sus directivos no reducen sus salarios ni sus bonus, mientras que miles de empleados se van a la calle. Esto ha suscitado fuertes críticas incluso por parte de destacados miembros del Gobierno y en plena campaña electoral en Madrid.

Según las estadísticas del Banco de España, la reducción de oficinas en territorio español caería a niveles de los mínimos de mediados de los 70. También a mínimos de la carga laboral.

Tras los recortes, sumando los llevados a cabo en los últimos diez años, dejará el número de sucursales en 18.000. Además, la banca sólo empleará a unas 150.000 personas.

Aunque aún no se ha cerrado, el mayor de los ERE anunciados es el de CaixaBank tras la absorción de Bankia. Despedirá a casi 8.300 trabajadores y cerrará el 27% de sus oficinas, quedándose con el 24,3% de la red total.

Con todo, contará con más del doble que sus principales competidores, Banco Santander y BBVA, en cuanto a la red de sucursales. Asimismo, conservará casi el 25% del total de plantillas del sistema bancarios español. Es decir, 4.400 oficinas y 36.100 empleados.

Por su lado, BBVA ha anunciado el despido de 3.800 trabajadores y el cierre del 22% de sus sucursales. Conservará, así, el empleo de 25.532 personas y contará con 1.820 oficinas, el 17% y el 10%, respectivamente, del total nacional.

Sólo una entidad de la banca no hará ajustes

Algo más altos son los porcentajes que mantendrá Banco Santander, que dejará sin empleo a 3.500 trabajadores y cerrará unos mil puntos físicos. Así, la cuota quedará en el 17,2% de los empleados total y el 10,5% de la red de sucursales.

De toda la banca en España, el único que no hará recortes es Bankinter, como así se ha comprometido. Su red se compone de 446 oficinas (el 2,4% del global) y da empleo a 6.100 personas (también el 2,4% de las plantillas).

Otro grupo, del que no se saben sus planes, que está creciendo es Abanca. Está ampliando su presencia en el territorio nacional comprando a pequeños rivales. Es el caso de Bankoa el año pasado y ahora la filial de Novo Banco.

Una vez ejecutados estos planes, dará empleo a 6.300 trabajadores y su red de oficinas crecerá hasta las 721.

Tampoco se conocen los detalles del ERE de Banco Sabadell. No se sabrán hasta mayo. Ahora está ejecutando despidos de 1.800 empleados y cerró el año pasado 300 puntos físicos.

Sin embargo, algunas fuentes apuntan a que despedirá a otros 2.000 trabajadores. Actualmente cuenta con 14.460 empleados y más de 1.600 sucursales.

Por su lado, algunos de los ‘pequeños’ de la banca nacional también ajustarán plantillas y número de puntos físicos. Es el caso de Unicaja-Liberbank.

Según los expertos, los recortes llevarán a la salida de 2.000 empleados y echará la persiana de unos 400 locales. Cuando se ejecute, la cifra de trabajadores se quedará en unos 8.000 y apenas 1.100 oficinas.

Por último, Ibercaja lanzó un ERE que podría afectar a 750 empleados y en el proceso se cerrarán 199 sucursales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.