Ayuso se enfrenta a VOX y estos amenazan con reprobarla

Ayuso se enfrenta a VOX y estos amenazan con reprobarla

Rifirrafe entre Isabel Díaz Ayuso, la presidente de la Comunidad de Madrid, y Rocío Monasterio, portavoz de Vox en la Asamblea regional, a cuentas de los menores extranjeros no acompañados (MENA) y cómo la formación de ultraderecha carga contra ellos, lo que mereció duras críticas de la regidora madrileña.

Según fuentes de VOX, “el próximo ataque que nos haga tendrá la reprobación encima de la mesa”. La cuestión viene de la semana pasada en la sesión de control del Pleno de la Asamblea de Madrid en el que Ayuso respondía a una pregunta del partido de Santiago Abascal.

La presidente madrileña transmitía su apoyo a los trabajadores de los centros donde están internados estos menores y que “dan lo mejor de sí mismos en situaciones francamente muy complicadas”. “Empiezo a cansarme”, añadía.

“Estoy harta de la manipulación torticera que se hace todos los días en la política española desde todos los frentes, desde todos los partidos, de cualquier tema cuando pase lo que sea”, espetó. “Aquí todo el mundo se puso estupendo tirándose los trastos contra los otros”, en referencia a la granada lanzada contra un centro en Hortaleza.

“Aquí lo importante es la situación de estos trabajadores y también, aunque no les guste, señorías de Vox, la situación de estos menores no acompañados que son ante todo, no sé dónde queda su moral cristina, son menores. Es infancia”, lanzaba contra la formación de extrema derecha.

Dedicaba también palabras contra la izquierda: “Ya cansa porque nadie arrima el hombro, nadie colabora. El Gobierno de España no hace nada en las fronteras, que es donde empieza el origen del problema y la ultraizquierda con su moralina de quitar concertinas y los abrazos, tampoco”.

Y volvía a cargar contra Monasterio y su partido: “Pero ustedes menos todavía señorías de Vox, ustedes preguntan qué opino de las conductas incívicas, según el origen de quien las cometen. Eso quiere decir que aquí dependiendo de dónde procede cada uno esa conducta incívica es más o menos aceptable, ¿qué pasa que si es ‘españolazo’ es de los nuestros y la conducta incívica está bien vista?”.

Para la dirigente de Madrid “todas las conductas incívicas, todas, son condenables” y reprochó a Vox que cuestionar éstas en función del origen “tiene otro nombre”.

Monasterio replicaba entonces que su partido lleva meses preocupándose por los problemas provocados por sus “políticas irresponsables que afectan a la seguridad y a la convivencia en nuestros barrios tal y como se está demostrando en mucha zonas de la región”.

Así, responsabilizó a la presidente de que “el martes 3 de diciembre fueron detenidos ‘menas’ en el barrio de Hortaleza, en este caso atracando una farmacia. Hemos visto cómo los vecinos de la zona de Peñagrande están preocupados porque ustedes han trasladado 14 ‘menas’ de Pozuelo. En los últimos meses hemos visto cómo medio millar han sido detenidos en el centro de Madrid por atracos y problemas de convivencia”.

Respecto a lo sucedido en el centro de menores de Hortaleza, lo calificó de “lamentable” y exigió que se aclarara. “La izquierda sectaria”, dijo, se aprovechó de ello para “atacar a un partido y acusarle de algo sin tener la información”.

“Está imprudencia, esta irresponsabilidad, esta absoluta falta de no entender cuál es su política, lo que provoca es un delito de odio pero un delito de odio contra aquellos que estamos poniendo la voz a muchos vecinos”, reprochó.

En opinión de la portavoz de ultraderecha, “la dictadura progre y todos estos que se dedican a amplificar las desgracias y atacan como hienas” a quienes denuncian inseguridad tienen “el gran don de ser luego seguidos por el resto de partidos”.

Es entonces cuando exigió a Ayuso que “no se acobarde y no siga a la izquierda”, una izquierda “histérica moralista y cínica” que “es cómplice de todo esto” y que quiere “que no le pongamos voz”, apostilló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.