Ayuso pide el voto de los diputados socialistas para no tener que pactar con VOX

Ayuso pide el voto de los diputados socialistas para no tener que pactar con VOX

Nueva ocurrencia de Isabel Díaz Ayuso, la candidata del PP a presidir la Comunidad de Madrid. “Si es verdad que no quieren que esté Vox, que me apoyen a mí. Ya está. Solucionado”. Así simplifica el asunto.

Convencida de que ganará las elecciones –las encuestas así lo auguran, aunque necesitaría a Vox— lanza ahora este nuevo resultado de su imaginación desbocada.

Además, Ayuso misma se niega a pactar con el partido al que llama “desastre”. En cambio, sí sería partidaria de tratar de encontrar un entendimiento en “algunas cuestiones”.

“Con el desastre, insisto, no pacto, y eso es lo que está siendo el PSOE: un auténtico desastre y una calamidad”, recalcó en una entrevista en RNE.

Y es que tampoco se podía esperar mucho más de la perezosa presidente madrileña. Se limita a simplificar los problemas con tal de quitarse responsabilidades.

Precisamente, que aquellos que la quieren desalojar de la Puerta del Sol terminen apoyándola, aparte de un argumento sin fondo, es seguir ninguneando a los ciudadanos.

Son los ciudadanos los que eligen a sus representantes y desoír lo que dicen es grave. Eso es lo que hace Ayuso, ignorar lo que millones de votantes quieren transmitir, que es que se vaya del Gobierno de Madrid.

Decir que los diputados socialistas la apoyen no es más que un reto para justificar su absoluta incapacidad de buscar verdaderos puntos de encuentro. Como siempre, para echar la culpa a otro, pero que no sea ella.

Su capacidad de confrontación mediante ir soltando memeces. Esta última ocurrencia no representa otra cosa más que la confirmación de que pactará con Vox.

Además, habló de la obsesión del PSOE por desgastar su Gobierno. “No hay ningún problema. El tema es que la obsesión no puede ser el partido minoritario. La obsesión es que al partido mayoritario hay que intentar desgastarlo con estas supuestas alianzas”, señaló.

Eso es justo lo que ella intenta un días sí y otro también, una hora y la siguiente con el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Y volvió a hacerlo.

“Está gobernando con Podemos del que abjuraba y decía Sánchez que no podría tener a su lado porque no dormiría”. Además, están apoyándose en el “entorno político de ETA y en los independentistas”. Justo eso, la obsesión de Ayuso. Vamos, pura simpleza la suya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.