Ayuso moviliza a sus medios contra Sánchez y se hace la víctima para ganar votos

Ayuso moviliza a sus medios contra Sánchez y se hace la víctima para ganar votos

La situación de crisis institucional en Madrid provocada por Isabel Díaz Ayuso, la presidente regional, bien podría acabar, si acaba, en dos escenarios completamente opuestos. En el Gobierno lo saben.

No obstante, aumentan las dudas de cómo evolucionarán los acontecimientos. Incluso, en el seno del Gabinete los hay que confían en que no explotará la bomba política generada por Ayuso, tejiendo una estrategia frentista. Y con Miguel Ángel Rodríguez, un aznarista consumado, a los mandos.

Es la tesis que prevalece en Moncloa. En cambio, otros en el Ejecutivo temen que la situación se vuelva contra Pedro Sánchez si cala el mensaje victimista de la presidente de Madrid.

Sobrevuela el fantasma de un adelanto electoral en la Comunidad, mientras que en el Gabinete no saben muy bien cómo abordarlo si se produce.

Ninguna encuesta avala que Ayuso pudiera reforzarse tras unos comicios especialmente diseñados para precipitar al vacío a Ciudadanos y que los votos cedidos por los naranjas vayan a parar al PP. O lo que es peor, a Vox.

Ayuso persigue trasladar una imagen de descrédito del Ejecutivo central

En la trastienda, que la presidente de Madrid logre consolidar una imagen del Gobierno central de descrédito que se amplificaría a la política nacional. Algunas encuestas empiezan a detectarlo así.

Con todo y con eso, en el Ejecutivo de Sánchez creen que no se llegará a tanto. Lo sustentan en que desde Génova lo consideran una maniobra excesivamente arriesgada dado el estrecho margen gracias al que conservaron la región. Es más. Pasarían a depender exclusivamente de la ultraderecha, diciendo, definitivamente, adiós al centro.

Entretanto, Salvador Illa, titular de Sanidad, trata de convencer a los demás ministros de que el plazo de dos semanas conseguido por el estado de alarma será suficiente para doblegar la curva de contagios y presentarlo como un triunfo del Gobierno central frente a la incompetencia del regional.

De no lograrlo, es casi seguro que no conseguiría los avales suficientes en el Congreso para prorrogar esa situación excepcional y buena parte de la estrategia se iría a la basura.

Por ello, buscan a toda prisa una fórmula que, mediante la ley orgánica invocada por otras Comunidades, permita evitar una ampliación del estado de alarma. Pero no lo tiene fácil porque el Ejecutivo regional, es decir, Ayuso, no colaborará.

Mientras cara a la galería todo el Gabinete cierra filas, otro ambiente se respira en el Consejo de Ministros. En el fondo, el temor a que la presidente madrileña utilice, como ya hace, la alarma para zafarse de sus responsabilidades. De este modo, cargaría toda la culpa de lo que suceda a Sánchez.

Todo sigue en manos de la presidente regional

No fue casualidad que en el artículo 4 del decreto de alarma se reflejara que la autoridad competente no es Illa, sino todo el Gobierno. Tampoco, que dejara intactas las competencias de la Comunidad. Es decir, todo, en definitiva, sigue en manos de Ayuso.

Eso implica que es ella quien decide contratar rastreadores, médicos, test, seguimientos. En resumidas cuentas, toda la gestión de la epidemia, sin que el Ejecutivo central pueda hacer nada al respecto. Pero la presidente esgrimirá que se ha intervenido a la región y que todo es responsabilidad de Sánchez y de Illa.

Al final, el problema es que Ayuso es el problema. La crisis política no está ni mucho menos en vías de solución y puede recrudecerse si se va a un adelanto electoral. Algún miembro del Gobierno señala que se podría convertir a la presidente en la heroína de la derecha.

Otros, en cambio, piensan que no llegará a tanto porque Pablo Casado no se lo permitirá ya que el gran perjudicado sería Ciudadanos, contra quien en realidad se dirige. Hay demasiado riesgo de perder el buque insignia y, es más, todos los demás Ejecutivos que dependen de la formación naranja. Un precio muy alto para un partido que dice querer recuperar el centro.

2 thoughts on “Ayuso moviliza a sus medios contra Sánchez y se hace la víctima para ganar votos”

  1. Tanto Edge como Chrome el artículo relativo a que BBVA quiere cobrar 2 euros por retirar efectivo por caja es bloqueado pues dicen que no es seguro. Es la primera vez que me pasa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.