Ayuso hizo caso omiso a las advertencias de que morirían los mayores en las residencias

Ayuso hizo caso omiso a las advertencias de que morirían los mayores en las residencias

Isabel Díaz Ayuso, la presidente de la Comunidad de Madrid, desoyó todas las advertencias que Alberto Reyero (Cs), consejero de Políticas Sociales regional, hizo a su homólogo de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero (PP), cuando comenzó la epidemia.

Así lo desvela El País en una información en la que menciona varios correos electrónicos que Reyero envió a Escudero con las advertencias de que “muchos residentes fallecerían de forma indigna”. Asimismo advertía de que si se negaba el auxilio a personas con discapacidad “incurriríamos en una discriminación de graves consecuencias legales”.

De este modo se manifestaba el consejero de Ciudadanos en dos correos electrónicos enviados el 22 de marzo. No obtuvieron respuesta de su homólogo del PP.

Este hecho deja en evidencia el aislamiento del que Reyero fue objeto durante la crisis sanitaria. En esta semana, el consejero de Políticas Sociales advirtió al Gobierno de Ayuso de su falta de ética y posible ilegalidad.

Entre el 8 de marzo y el pasado martes ha muerto en las residencias madrileñas 6.007 personas con coronavirus o con síntomas de la enfermedad. Las misivas de Reyero supondrán una prueba en la posible investigación política y judicial de lo sucedido.

Éste supo de un protocolo de la consejería de Sanidad de forma que 22 hospitales de Madrid debían seleccionar que ancianos de residencias admitir. El objetivo era evitar el colapso hospitalario.

Según el documento, se recomendaba excluir a los mayores con grado 3 de dependencia, es decir, los que necesitan ayuda a menudo o continuadamente. Igualmente a personas con discapacidad internadas en residencias especiales.

El consejero de Ciudadanos pedía ayuda al del PP argumentando que había que ser “conscientes de que el soporte médico existente en la mayoría de residencias (en algunas ni eso) está concebido para una situación normal”, escribía en un primer correo.

Las advertencias eran por el protocolo que se filtró

“Eso abocaría a que desafortunadamente muchos residentes fallecieran en unas condiciones indignas. Por lo que sería necesario un apoyo sanitario por parte de Sanidad que ahora es muy complicado de obtener”, añadía.

Estas advertencias las hacía extensivas a las “personas con discapacidad grave”, pero “con buenas expectativas de vida” si eran rechazados en la derivación. En este caso, la consejería de Sanidad sea rectificó esa exclusión una vez que se había filtrado el protocolo y las asociaciones protestaron.

Pero no sólo no recibió, Reyero, respuesta de Escudero, sino que tampoco contestó a las llamadas telefónicas. En ese contexto, volvió a escribirle un correo electrónico con “las cuestiones que me preocupan”. Insistía en que las residencias no eran eficaces para salvar vidas.

En consecuencia, pidió alternativas como “medicalizarlas”. El consejero del PP lo había prometido el 12 de marzo, igual que trasladar a residentes a “hoteles medicalizados”.

Ante la falta de respuesta de Escudero, Reyero volvió a escribirle el 31 de marzo y el 11 de abril. Tres días después, el titular de Políticas Sociales crítico que el de Sanidad hubiera dado la orden del “repliegue sanitario”. Era la vuelta a la asistencia normal en los hospitales, en vez de enviar a los sanitarios a la residencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.