Ayuso se erige como líder de la oposición frente a Casado

Ayuso se erige como líder de la oposición frente a Casado

Tras su reunión en Moncloa este viernes, Isabel Díaz Ayuso, la presidente de la Comunidad de Madrid, demostró que tiene los arrestos para no sólo hacer sombra a Pablo Casado, sino para erigirse en líder de la oposición.

En la rueda de prensa posterior a su encuentro con Pedro Sánchez, jefe del Ejecutivo central, mostró que está dispuesta a enfrentarse a él. A los dos, a Sánchez y a Casado.

Cargó contra el independentismo, contra los indultos, dijo no a la ley de seguridad nacional y más no a la armonización fiscal de las autonomías. Demostró que la verdadera oposición al Gobierno no está en el Congreso sino en el Ejecutivo de Madrid.

Criticó lo que ella calificó como “un cambio de régimen”. “Los intereses de España y los de Sánchez en estos momentos son distintos”, proclamó Ayuso.

“Las decisiones de Sánchez nos conducen a una ruptura del orden constitucional, a un cambio de país, si nada lo impide. España está secuestrada en manos de minorías que la odian, incumplidores de la ley que son premiados mientras se castiga a los que cumplimos”, denunció.

“Mi principal misión en esta reunión ha sido recordarle al presidente cuál es nuestro proyecto como Comunidad, y preguntarle cuál es el suyo”, señaló.

Asimismo, apuntó, “cuánto cuesta el chantaje independentista, y si va a permitir que le roben España a los españoles. Si sigue por este camino, tocará decidir entre su futuro o el futuro de España”.

Mostró, en definitiva, que sigue en clave electoral, tal vez con la vista puesta en dar el salto a la política nacional.

Réplica de Montero a Ayuso

Pero Ayuso encontró la réplica de María Jesús Montero, portavoz del Gobierno. “Desde el primer día, el presidente Sánchez ha trabajado por la unidad de España”, sostuvo.

A renglón seguido, cargó, sin citar, contra la presidente regional. “Lo que no sería bueno es que la necesaria relación institucional de lealtad para andar en una mínima dirección se convierta en una plataforma de reivindicación sobre cuestiones que nada tienen que ver con esas instituciones”, lanzó. “Para las que ya hay otras plataformas”, añadió, en referencia al Congreso y el Senado.

No obstante, Montero reconoció que puede “haber reflexiones globales sobre la situación del país” por parte de los presidentes regionales. Sin embargo, dejó claro, “lo que le interesa al presidente es priorizar en la singularidad de los territorios”.

Al margen de capitalizar en torno a ella el descontento y la fatiga pandémica, Ayuso resumió en apenas dos minutos sus reivindicaciones para Madrid.

Reclamó que el Ejecutivo active los 5.000 millones de euros pendientes de inversiones en Cercanías de la región. También, pidió una EBAU única, un revisión de la nueva ley educativa [cree que afecta a la concertada] y ayuda financiera para bajar las ratios de alumnos.

No mencionó, en cambio, la nueva ley de Telemadrid que pone a la televisión pública madrileña a su servicio y capricho. Tampoco explicó por qué pide dinero al Gobierno y, en cambio, baja los impuestos, algo que sólo beneficia a las rentas altas.

Confrontación

La confrontación es la bandera de Ayuso y con ella ha ido ganando enteros hasta convertirse en referencia de la derecha nacional. Al Ejecutivo de Sánchez le sirve, si es que le sirve, para diluir más el liderazgo de Casado, sólo eso.

Con esa confrontación logró desviar la atención acerca de los más de 5.000 muertos en las residencias de la Comunidad de Madrid. Consiguió centrarla sobre las restricciones.

Le permitió evitar que el foco se pusiera en el desmantelamiento y agotamiento de la Atención Primaria. Sin embargo, no pudo, no quiso, explicar por qué ha sido incapaz de legislar algo importante o, por ejemplo, aprobar algún Presupuesto en la región. Veremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.