Ayuso se carga de demagogia tras su reunión en Moncloa

Ayuso se carga de demagogia tras su reunión en Moncloa

La demagogia que emplea, usa, Isabel Díaz Ayuso, la presidente de la Comunidad de Madrid, no tiene límites y lo ha demostrado otra vez tras su reunión con Pedro Sánchez, jefe del Ejecutivo, en Moncloa.

En la rueda de prensa posterior desde la sede del Gobierno de la nación, Ayuso se ha puesto el traje de la demagogia y se ha postulado como líder real de la oposición. Y es que lo es porque la posición cada vez más descafeinada de Pablo Casado se va diluyendo.

Acudió a Moncloa tras haber renovado su mandato al frente del Ejecutivo regional. Apenas duraron dos minutos las referencias a sus demandas para la Comunidad de Madrid ante la prensa.

Acto seguido, bajó al barro para empezar a lanzar críticas a Sánchez con la excusa de que “al representante del Estado en una comunidad no solo debe importarle su terruño”.

Demagogia desatada

Su discurso se tiñó de clave nacional y destacó que “los intereses de Pedro Sánchez” son diferentes de los intereses del país. Con su habitual falsa humildad, se mostró “preocupada”.

“Si el Gobierno no lo remedia, corre peligro el prestigio y la solvencia de España”, llegó a decir alardeando de demagogia incontenida. En ese sentido, cargó contra los indultos tildando a los independentistas de “minorías” que “odian a España”.

Así, en otro momento alcanzó uno de los cénit a los que suele autoauparse. “Mi principal misión en esta reunión ha sido recordarle al presidente cuál es nuestro proyecto como comunidad y preguntarle cuál es el suyo, a dónde quiere llevar a España”, dijo la heroína de la derecha.

No negó que tenga aspiraciones a nivel estatal. No lo negó porque no puede hacerlo si dice que, como presidente del “motor económico de España”, le resulta “tan importante lo que pasa en Guadarrama” como en Andalucía o Cataluña.

Aviso a navegantes. Insistió en que Madrid es “la casa de todos los españoles”. Otra vez al estilo de cuando dijo aquello de que Madrid es España dentro de España.

En definitiva, la reunión en Moncloa no fue más que la utilización de un encuentro institucional para que Ayuso desplegara toda su demagogia. No hubo más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.