Lo que le faltaba a Australia: tormentas e inundaciones

Lo que le faltaba a Australia: tormentas e inundaciones

Según ha informado la Oficina de Meteorología de Australia, se ha decretado una alerta debido a “tormentas severas” con granizadas y vientos fuertes en la región de Nueva Gales del Sur. Esta zona ha sido una de las más castigadas por los incendios, los cuales han arrasado alrededor de 12 millones de hectáreas. Los fuegos se iniciaron el pasado mes de septiembre, y han provocado el fallecimiento de casi tres decenas de personas.

Las áreas que se encuentran en riesgo, han trasladado las autoridades, son el sur del estado de Queensland, noreste de la isla, y en bastantes áreas de Victoria, en el sur, avisando del riesgo de más inundaciones, tras las que tuvieron lugar en ciertas zonas de Melbourne el pasado fin de semana.

La lluvia ha descargado sobre los tres estados afectados por los incendios, lo que ha dado cierto alivio a los bomberos, que llevan luchando contra las llamas desde hace semanas.

La noche del domingo, los ciudadanos de Nueva Gales del Sur fueron testigos de una gran tormenta de polvo, en la que los vientos alcanzaron los 100 km/h, principalmente en Dubbo.

Mientras se desarrolla esta emergencia, a pesar de las tormentas, en la región de Nueva Gales del Sur, aún subsisten 68 incendios y en el estado de Victoria 27, aunque se encuentran en un nivel bajo de “emergencia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *