Australia maltrata a sus nativos

Australia maltrata a sus nativos

Los casos de maltrato a nativos australianos y la detención de solicitantes de asilo y refugiados han llevado a cientos de personas a manifestarse. Los hechos sucedieron en los campos de Nauru y Manus, donde se hacinan multitud de migrantes.

Así, alrededor de mil manifestantes han recorrido pacíficamente las calles de Dawn y Perth. Su movimiento vincula la causa de los nativos con Black Lives Matter (Las vidas negras importan) contra la brutalidad policial y racista sistémica en Estados Unidos.

Las restricciones a causa del coronavirus no han detenido a los manifestantes, que desafiaron a la Policía y las multas a las que se exponían. Están prohibidas las concentraciones humanas.

Lograron evitar algunas de las prohibiciones dividiéndose en pequeños grupo separados por la distancia de dos metros reglamentaria.

Igual sucedió en Sidney. Allí, la Coalición de Acción para los Refugiados retó también a las fuerzas de seguridad e incluso a una sentencia del Tribunal Supremo. Marcharon en grupos de 20 personas hasta llegar al Ayuntamiento, portando carteles contra los centros de detención en Australia.

Según las ONG que operan en la mayor isla de Oceanía, los inmigrantes viven en condiciones infrahumanas. “Cerrad Manus. Cerrad Nauru. Bienvenidos Refugiados. La detención es una infección”, rezaban muchas pancartas.

Ian Rintoul, uno de los organizadores de la manifestación de Sidney pedía que “todos los que están detenidos en Nauru y Papua Nueva Guinea deberían ser llevados a Australia y recibir las garantías de seguridad y protección que pidieron”.

Melbourne también protesta por el maltrato a nativos y refugiados

Melbourne también fue escenario de marchas contra el maltrato de los nativos australianos y los refugiados. En la capital del estado de Victoria, ocho lugares fueron los centros de concentración. Exigen la puesta en libertad de los refugiados en detención definitiva.

En Ballarat, otra ciudad de este estado del sureste de Australia, los manifestantes arrojaron pintura contra las estatuas de los ex primeros ministros Tony Abbott y John Howard.

En torno a 200 refugiados y solicitantes de asilo permanecen detenidos en Nauru, mientras que lo mismo sucede con 180 en Papua Nueva Guinea. Australia mantiene esta política de detenciones de inmigrantes interceptados en alta mar. A su vez, 200 refugiados más fueron detenidos en centros de detención y hoteles reconvertidos en prisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.