Aumenta la red de recarga pública de eléctricos de Iberdrola

Aumenta la red de recarga pública de eléctricos de Iberdrola

Iberdrola ha incrementado su red de recarga pública para vehículos eléctricos en España un 65%, hasta superar los 2.500 puntos.

Se consolida, de este modo, como el principal impulsor de la recarga rápida para vehículos eléctricos en España.

Actualmente, uno de cada tres puntos de recarga instalados por la compañía cuenta con una potencia de al menos 43 Kw. Apuesta, así, cada vez más por potencias superiores.

El ritmo de expansión de la infraestructura es de más de un centenar de nuevos cargadores al mes. De esta forma, las estaciones de recarga de la compañía han llegado ya a más 500 ubicaciones distintas en España.

En lo que va de año, la red de recarga de Iberdrola ha suministrado 9,5 GWh de energía. Con el uso de vehículos de combustión habría requerido el consumo de 3.550.000 litros de combustible.

Este desarrollo significativo de la infraestructura de recarga pública es el resultado del plan de expansión en movilidad eléctrica de la compañía.

Esto permitirá establecer, en los próximos años, estaciones de recarga ultrarrápida en zonas estratégicas por todo el territorio nacional. Asimismo, seguir con el despliegue de instalaciones de potencias menores.

El grupo Iberdrola prevé instalar cerca de 150.000 puntos de recarga de alta eficiencia hasta 2025. Será tanto en la vía urbana, en ciudades y en las principales autovías como en hogares y en empresas.

Por otro lado, con una inversión de 150 millones de euros, el plan de movilidad sostenible integral de Iberdrola contempla también acciones para la electrificación del transporte colectivo.

En este sentido, la compañía tiene previsto instalar en España más de 280 cargadores para autobuses urbanos en los próximos meses.

La eléctrica aporta, además, su experiencia para asesorar a los ayuntamientos. El objetivo es definir las actuaciones necesarias para la implantación de autobuses eléctricos como la mejor alternativa para avanzar en la descarbonización.

A su vez, mejorar la calidad del aire de las ciudades, además de suponer la opción más económica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.