Aumenta la violencia en el Congo

Aumenta la violencia en el Congo

Al menos 240 personas habrían muerto a causa de la escalada de violencia registrada en la zona de Djugu después de que las autoridades congoleñas hallarán más de 160 cadáveres, denuncian organizaciones de la sociedad civil en la provincia de Ituri, al noreste de República Democrática del Congo, RDC.

Así, Marieno Ellenyaloka Ucanda, la presidente de la sociedad civil en dicha provincia, ha leído una declaración en la que las organizaciones precisan el nombre de cada uno de los fallecidos y las localidades donde fueron hallados sus cadáveres. Ucanda ha subrayado que “se trata de un balance provisional de que se sigan recuperando cuerpos a medida que las investigaciones continúan”.

“Las cifras que hemos ofrecido se refieren a personas vistas y muertas”, ha detallado. De hecho, como mínimo ocho civiles murieron el martes en Blukwa-Mbi y Liri. Hombres armados asaltaron, en un primer ataque, posiciones del Ejército congoleño, provocando un enfrentamiento en el que murieron tres de los atacantes. En un segundo asalto, perdieron la vida ocho civiles.

Félix Tshisekedi, presidente de RDA, se ha mostrado “escandalizado por las últimas masacres perpetradas en Djugu y ha señalado que no escatimará “ningún esfuerzo para aclarar estas matanzas e instaurar la autoridad del Estado en esta parte del país”

Este lunes, se informó de que se habían encontrado más de 160 cadáveres en el territorio de Djugu después de varios ataques contra aldeas pobladas, mayoritariamente, por miembros de la etnia hema. Todo ello, consecuencia de de la escalada de la tensión entre los hema –ganaderos-y los lendu –agricultores- en Ituri.

Más de 300.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares debido a los enfrentamientos entre estas etnias en Ituri, de acuerdo con el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, ACNUR. Este organismo ha mostrado su preocupación por los casos registrados en de asesinatos, secuestros, mutilaciones y violencia sexual, después de analizar los datos recogidos tras consultar en diversas fuentes de 125 lugares diferentes, en especial porque las organizaciones humanitarias no han podido acceder a las zonas más afectadas.

De hecho, aunque la mayoría de estos desplazados se encuentran en comunidades cercanas y en torno a 30.000 se hallan en áreas donde las situaciones “ya son difíciles”, ACNUR ha emitido un comunicado en que manifiesta su temor a que la violencia se extienda a otras partes más allá de Ituri.

Lo cierto es que la zona viene sufriendo olas de desplazamientos desde 2017 y principios de 2018, aunque la situación había alcanzado cierta calma, pero recientemente ha aumentado la tensión por los ataques cruzados entre los hema y los lendu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *